Beijing, 17 jul (Prensa Latina) Una nueva imposición de aranceles por parte de Estados Unidos a productos chinos obstaculizaría las negociaciones comerciales para llegar a un acuerdo, afirmó hoy la cancillería de Beijing y reiteró su llamado al diálogo.

En su rueda de prensa diaria, Geng Shuang, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, rechazó la posibilidad de que Washington aplique otras tarifas a bienes del país asiático.

'Si Estados Unidos impone nuevos aranceles a los productos chinos, sin duda eso crearía obstáculos para las consultas bilaterales sobre comercio y alargaría el camino hacia un acuerdo', afirmó Geng.

La víspera, el presidente norteamericano, Donald Trump, dijo que todavía falta mucho camino por recorrer para resolver la guerra comercial con Beijing y amenazó con aplicar impuestos por otros 325 mil millones de dólares.

Al respecto, el portavoz chino reafirmó la disposición de su país a resolver las diferencias mediante el diálogo.

También instó a la administración republicana a trabajar con el fin de lograr un acuerdo mutuamente beneficioso y de ganancia compartida sobre la base del respeto mutuo y la igualdad.

Estas recientes declaraciones de Trump ocurren tan solo varios días después de que el propio mandatario acordara con su homólogo chino, Xi Jinping, resucitar las conversaciones y tratar de evitar una mayor escalada en el conflicto comercial entre las dos mayores economías del mundo.

La semana pasada, los negociadores de las dos naciones dialogaron sobre el reinicio de las conversaciones bilaterales y las vías para implementar, lo más pronto posible, el consenso alcanzado por Trump y Xi.

Esos diálogos estuvieron detenidos en mayo, cuando Trump elevó del 10 al 25 por ciento los aranceles impuestos a productos chinos valorados en 200 mil millones de dólares al año.

China respondió con medidas de represalia, lo cual provocó inestabilidad en los mercados financieros y puso en alerta a legisladores, compañías y grupos empresariales estadounidenses.