Beijing, 18 jun (Prensa Latina) El presidente de China, Xi Jinping, enfatizó hoy a su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, sobre la necesidad de resolver las diferencias comerciales en consultas donde prevalezcan las condiciones de igualdad para ambas potencias.

En conversación telefónica, el mandatario insistió en que cualquier negociación debe sustentarse en el respeto y la confianza mutua.

Manifestó disposición a intercambiar puntos de vistas sobre los aspectos conflictivos de las relaciones bilaterales cuando asistan los dos la semana próxima a la cumbre del G20 en Osaka, Japón, al abogar porque puedan hallar una solución lo antes posible a la actual discordia.

No obstante, Xi llamó a Trump a tratar de manera justa a las empresas chinas, pues algunas -como Huawei- enfrentan crecientes restricciones para operar en suelo norteamericano y adquirir productos y servicios.

La conversación de este martes de los dos presidentes sirve de confirmación del encuentro en la cita japonesa del G20, a celebrarse el 28 y 28 de junio.

Los ojos del mundo estarán puestos sobre esas pláticas con la esperanza de que arrojen algún consenso para detener la guerra comercial China-Estados Unidos, al igual que el cara a cara de diciembre pasado en Argentina. En esa ocasión Xi y Trump pactaron una tregua de tres meses que se prolongó durante seis y se rompió en mayo anterior con el alza arancelaria por parte de Washington sobre productos del gigante asiático.

Beijing reciprocó el golpe y trabaja en varias medidas que le permitan proteger los intereses nacionales y a sus empresas minimizar los efectos de la confrontación.

En ese contexto, la Casa Blanca recargó con artillería pesada su cruzada contra Huawei y levantó barreras que obligan a las firmas estadounidenses a cerrar los negocios y darle la espalda a la tecnológica china.