Puerto Príncipe, 17 jun (Prensa Latina) Al menos ocho personas fallecieron durante los enfrentamientos entre bandas armadas este fin de semana en la localidad de Bwa Lavil, del departamento Artibonite, confirmó hoy una radio local.

De acuerdo con Radio Caraïbes, unos seis pandilleros de las bandas de Arnel Joseph, uno de los fugitivos más conocidos del país; y el grupo de Baz Gran Grif, que opera en la comuna Savien, así como la población civil, fueron alcanzados por balas, mientras que un número aún sin precisar de personas resultaron lesionadas.

Joseph, quien hasta hace pocos meses residía en Ciudad de Dios, en esta capital, recibió un proyectil en una pierna, mientras otro reconocido líder de pandilla fue herido en el cuello.

En los últimos meses aumentó el clima de inseguridad en Artibonite, principal zona arrocera de Haití, con la presencia del controvertido Arnel, por quien la policía ofrece unos 25 mil dólares para su identificación y captura.

En abril pasado durante la conmemoración del Viernes Santo, su pandilla atacó la comisaría de la comuna de Petite Riviere, y dejó un saldo de dos muertos, así como varios vehículos incendiados.

En ese momento, una fuente policial departamental, confirmó que ningún agente fue asesinado o secuestrado, en los sucesos.

Medios de prensa relacionaron el ataque armado con la detención días antes de un presunto bandido por agentes policiales de la comisaría de Petite Riviere, sin embargo, el arrestado fue trasladado previamente a la delegación de Saint Marc.

Ahora la supuesta causa de los enfrentamientos fue un intento de desviar un contenedor transportado desde Puerto Príncipe hacia Artibonite.

No obstante, el clima de tensión se ha incrementado en el país, en un año que fija el fin de las misiones de acompañamiento de Naciones Unidas en Haití, y que están previstas elecciones legislativas.

El primer ministro nombrado, Jean Michel Lapin, señaló que desde 1986 el país ha estado desarrollando una especie de 'bandolerismo que ha evolucionado hasta el punto de que el Estado se enfrenta ahora a una guerra de guerrillas', y anunció que al más alto nivel se toman acciones para frenar el fenómeno.

También en abril y mayo la policía llevó a cabo varios operativos que desmantelaron a algunas bandas que operaban en la ciudad y sus líderes.

Sin embargo, el director general de las fuerzas del orden público, Michel Ange Gédéon, declaró recientemente que los efectivos no pueden realizar solos su trabajo y pidió la cooperación de todos los sectores de la vida nacional.

mgt/ane