Por Jorge Petinaud

La Paz, 15 jun (Prensa Latina) La presidenta de la Cámara de Senadores de Bolivia, Adriana Salvatierra, advirtió que hoy Estados Unidos pretende recrudecer el bloqueo contra Cuba al ampliar la activación de los títulos de la Ley Helms-Burton.

'La Helms Burton no es más que un recrudecimiento de las sanciones económicas, y lo único que busca es asfixiar a un pueblo', aseguró la titular del Senado en declaraciones a Prensa Latina, tras asistir anoche a una velada política cultural en el Centro Sur, en esta ciudad, a propósito del aniversario 91 del natalicio del comandante Ernesto Che Guevara.

Añadió la más joven líder de la cámara legislativa de la historia de Bolivia que ese 'es el comportamiento del imperio cuando un pueblo ejerce su soberanía, cuando decide tomar las riendas de su destino, y cuando se convierte definitivamente en un ejemplo de dignidad'.

Recordó la senadora que en el último período se observa un reforzamiento de las medidas de Estados Unidos contra Cuba, precisamente con el objetivo de incrementar el bloqueo comercial y económico impuesto desde hace casi seis décadas contra la isla.

Al referirse a la posición de los parlamentarios bolivianos, recordó que ya la Cámara de Diputados aprobó una declaración que rechaza esas represalias que solo sirven para 'asfixiar y estigmatizar' no solo al pueblo cubano, sino también a las relaciones que otros estados puedan establecer con él.

Prohibiciones del Gobierno de Estados Unidos publicadas el 3 de junio impiden los viajes turísticos como parte de un paquete que veta las visitas culturales y educativas a la isla de contacto con el pueblo cubano (conocidas como people to people, en inglés), además de afectar los servicios de transporte, envíos de remesas, operaciones bancarias y negocios de comercio, entre otras medidas.

A tenor del anuncio del presidente, Donald Trump, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, informó sobre cambios en el Reglamento de Control de Activos Cubanos, y lo justificó con el pretexto de que 'Cuba continúa desempeñando un papel desestabilizador en el Hemisferio Occidental'.

Mnuchin recurrió a un lenguaje similar al de los tiempos más tirantes de la Guerra Fría al expresar que Cuba proporciona un 'punto de apoyo comunista en la región' a adversarios de Estados Unidos como Venezuela y Nicaragua y fomenta la inestabilidad.

Otra represalia anunció, en tanto, la Oficina de Industria y Seguridad del Departamento de Comercio en coordinación con la Oficina de Control de Activos (OFAC, en inglés) al anticipar que limitará los tipos de aviones y embarcaciones autorizadas a recalar en la mayor de las Antillas.

Según el texto dado a conocer, esta vuelta de tuerca incluye a los aviones privados y corporativos, los cruceros, veleros, naves de pesca, y otras aeronaves y embarcaciones similares, a las que se les veta cualquier estadía temporal en la mayor de las Antillas.

A ello se suma la activación desde el 2 de mayo del Título III de la Ley Helms-Burton, aprobada con todas sus letras desde hace 23 años, que tiene como objetivo impedir la inversión extranjera en el mayor archipiélago del Caribe al promover que sean demandados en cortes federales de Estados Unidos empresarios y corporaciones que negocien con propiedades que fueron nacionalizadas después del 1 de enero de 1959.

oda/jpm/cvl