LONDRES, 14 jun (Xinhua) -- La guerra comercial provocada por Estados Unidos no puede obstaculizar el desarrollo de China, y el mundo necesita el desarrollo del país asiático, dijo un experto a Xinhua en una entrevista reciente.

Jean Christophe Iseux von Pfetten, presidente del Instituto para Estudios Estratégicos Este-Oeste en Reino Unido, dijo que lanzar una guerra comercial es una "típica estrategia estadounidense".

"Estados Unidos (está) tratando de usar los aranceles como un mecanismo de ejecución para establecer su propia agenda, y obligar injustamente a China a aceptarla", dijo Pfetten, quien fuera diplomático y representante permanente ante la Organización Mundial del Comercio.

Pfetten señaló que las medidas tomadas por el Gobierno de Estados Unidos contra las compañías tecnológicas chinas no son competencia justa.

El exitoso crecimiento económico de China en las últimas décadas no solo ha acumulado riqueza, sino que también ha mejorado la competitividad de las empresas, y cree que "las empresas occidentales y particularmente las estadounidenses nunca pensaron que pudiera llegar tan lejos".

"Las directivas del (Gobierno) estadounidense contra las compañías tecnológicas chinas obviamente no tienen que ver con la seguridad nacional", dijo Pfetten. "Todo se trata de la competencia estratégica", añadió el experto.

Habiendo viajado mucho entre Europa y China en los últimos años, Pfetten dijo que cree que China está bien preparada para lidiar con las fricciones económicas y comerciales.

Dijo que el libro blanco emitido por China a principios de este mes sobre las consultas comerciales con Estados Unidos demuestra la buena preparación de China.

El libro blanco, titulado "La posición de China sobre las consultas económicas y comerciales entre China y EEUU", ofrece una visión completa de las consultas económicas y comerciales entre China y EEUU y presenta la posición política de China sobre estas consultas.

Se basa en "la comprensión mutua y la situación de ganar-ganar, (y) se apoya en una visión global de interdependencia de varias economías", dijo Pfetten.

"Estados Unidos no está jugando de manera justa, lo cual es malo para China, malo para Europa y también malo para el resto del mundo. Es malo con respecto a los problemas económicos y también es malo para la paz", advirtió.

El mundo necesita el desarrollo de China, que no solo es un motor de la economía mundial, sino también una fuerza impulsora del desarrollo equilibrado y pacífico del mundo, dijo Pfetten.