Santiago de Chile, 12 jun (Prensa Latina) Unos 11 mil chilenos son hospitalizados cada año por el daño generado por el uso continuo de fármacos, según un estudio publicado hoy de la Universidad de Valparaíso, basado en datos del Ministerio de Salud.

Esto se debe en unos casos a la automedicación y en otros por la larga duración de tratamientos prescritos por los médicos.

El informe reportó la muerte de 115 personas sólo durante 2017, informó el diario El Mercurio.

Indica el estudio que los lactantes, niños de preescolar, adolescentes y ancianos aparecen como las principales víctimas por el uso indiscriminado de fármacos y el 28 por ciento de los fallecimientos corresponden a envenenamientos con medicamentos.

A esto se suma la dependencia de múltiples fármacos por enfermedades crónicas y también el envenenamiento por benzodiazepinas.

Añade que las hospitalizaciones en el sistema público de salud por uso indiscriminado de medicamentos han ido en alza, pues en siete años la cifra llegó a 89 mil 581 personas, y lo más negativo es que aumentó en 38 por ciento en comparación con un informe de 2010 que era de 64 mil 807.

Ante esa situación la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, señaló la importancia de que las personas sepan que los medicamentos no solo tienen un efecto positivo, sino que también puede ser perjudiciales si se abusa de su consumo.

Asimismo los especialistas insisten en que el consumo de medicamentos tiene que ser monitoreado por personal médico para prever complicaciones y evitar automedicación.

mgt/rc