TOKIO, 27 may (Xinhua) -- Los líderes de Japón y Estados Unidos dijeron hoy que estaban en la misma página sobre una serie de temas pertinentes después de concluir sus conversaciones en Tokio.

Hablando en una conferencia de prensa conjunta, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, dijo que los dos países acelerarán las conversaciones que comenzaron en abril para lograr un acuerdo comercial bilateral, y así alcanzar una "relación de beneficio mutuo".

Japón ha estado buscando que se eliminen los aranceles de sus exportaciones industriales a Estados Unidos, en particular las relacionadas con los automóviles, uno de los principales puntos en conflicto antes de que Estados Unidos se retirara de la Asociación Transpacífica (TPP).

Sin embargo, Estados Unidos, por su parte, quiere que se le otorgue un mayor acceso en sectores agrícolas que son muy sensibles de Japón, como la carne de res y de cerdo, y el trigo.

El TPP no tiene "nada que ver con Estados Unidos", dijo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la conferencia de prensa. Ese acuerdo "habría destruido nuestra industria automotriz y muchos de nuestros fabricantes", agregó.

"No estamos involucrados en el TPP, por tal razón, lo que los otros países acuerden no es vinculante para Estados Unidos", señaló Trump.

Ambos líderes precisaron que las conversaciones sobre comercio se acelerarán y Trump declaró que esperaba que las conversaciones resultaran en algo concreto para anunciar "muy, muy pronto".

Sin embargo, destacó el déficit comercial de Japón con Estados Unidos, que calificó de "tremendo desequilibrio" y solicitó el logro de un acuerdo comercial sobre "una base justa y neutral".

Con respecto a los problemas geopolíticos, Abe dijo en la conferencia de prensa que Japón y Estados Unidos están "completamente" en la misma página con respecto a los asuntos relacionados con la península de Corea.

Al mencionar los proyectiles que la República Popular Democrática de Corea (RPDC) disparó a principios de este mes, Trump dijo que no veía que las acciones de la RPDC violaran las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

"Todo lo que sé es que no se han realizado pruebas nucleares, no se han lanzado misiles balísticos, no se han lanzado misiles de largo alcance", destacó Trump, y agregó que no tiene "prisa" por lograr un acuerdo con la RPDC sobre su desnuclearización.

Sobre el tema de las crecientes tensiones entre Estados Unidos e Irán por un acuerdo nuclear del que Washington se retiró, Abe dijo que Japón y EEUU trabajarán juntos para tratar de reducir las tensiones, mientras Trump, por su parte, afirmó que Estados Unidos no está buscando un cambio de régimen.

Ambos líderes subrayaron la importancia de la alianza de los dos países al comienzo de sus conversaciones.

En la mañana del lunes, Trump se convirtió en el primer jefe de Estado en reunirse con el nuevo emperador japonés, Naruhito, quien ascendió al trono a principios de mayo.

Trump y la primera dama Melania fueron recibidos en el Palacio Imperial de Tokio por el emperador Naruhito y la emperatriz Masako.

En la noche del lunes, Trump y su esposa asistirán a un banquete de Estado en el palacio, organizado por la pareja imperial.