Tokio, 27 may (Prensa Latina) El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mencionó hoy la posibilidad de concretar en agosto próximo un acuerdo comercial con Japón para resolver el ''enorme'' desequilibrio en los vínculos económicos entre los dos países.

En declaraciones antes de la reunión privada en esta capital con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, Trump dijo que muy pronto podrían anunciar cosas importantes para ambas naciones, que desde hace meses negocian un nuevo pacto comercial.

La cita con Abe forma parte de la visita oficial de cuatro días que el magnate republicano realiza a tierra nipona desde el sábado último, marcada por su reclamo de un comercio 'justo' con Tokio.

Estamos trabajando en el 'enorme desequilibrio comercial' de Estados Unidos con Japón, dijo el gobernante en el palacio de Akasaka, residencia de jefes de Estado invitados.

Desde la toma de posesión de Trump, las autoridades japonesas han tratado de cortejar al gobernante y reducir las tensiones con la Washington, en especial la amenaza de aranceles sobre las importaciones de automóviles.

Estados Unidos, según expertos, también está buscando un mayor acceso al mercado japonés en productos como la carne de res y de cerdo y el trigo.

Durante las breves declaraciones previas al encuentro privado con Abe, Trump mostró además su disposición de sostener conversaciones con Irán, tras meses de lanzamiento de amenazas, y aludió el papel mediador puede hacer el Gobierno de Japón, atendiendo a sus buenas relaciones con Teherán.

El presidente estadounidense también se refirió a las negociaciones con la Repúblico Democrática Popular de Corea (RPDC), luego de la cumbre fallida que sostuvo con Kim Jong-un en Vietnam. Hemos recorrido un largo camino con Corea del Norte, y veremos qué ocurre, afirmó.

Mientras, desde la RPDC critican que la causa subyacente del retroceso en la comunicación con Washington es la posición arbitraria y deshonesta adoptada por la Casa Blanca en Hanoi.

Por su parte, Abe apeló a la fortaleza de la alianza entre Estados Unidos y Japón y pidió su fortalecimiento.

Más temprano este lunes, Trump se convirtió hoy en el primer gobernante extranjero recibido en una audiencia por el nuevo emperador de Japón, Naruhito, que ascendió al trono el 1 de mayo pasado.

tgj/ipf