POOL/AFP/Archivos / FETHI BELAID

El rey saudita, Salman bin Abdulaziz, durante una reunión de la Liga Árabe en Túnez, el 31 de marzo de 2019

Arabia Saudita pidió una convocatoria urgente de dos cumbres regionales en un contexto de crecientes tensiones en el Golfo, y afirmó este domingo no buscar una guerra con Irán, aunque se declaró dispuesta a "defenderse y defender sus intereses".

Este llamado se produce pocos días después de unos misteriosos actos de sabotaje a buques en el Golfo y de ataques contra estaciones de bombeo en el reino por parte de rebeldes yemeníes hutíes que, según Riad, están apoyados por Irán.

Estados Unidos también ha desplegado en la zona del Golfo el portaaviones "Abraham Lincoln" y bombarderos B-52, invocando una "amenaza" de Irán, su enemigo y rival también de Israel y Arabia Saudita, dos países aliados de Washington.

Las cumbres extraordinarias convocadas por el rey Salmán --del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y de la Liga Árabe-- se celebrarán el 30 de mayo en La Meca "para conversar sobre estas agresiones y sus consecuencias en la región", indicó la agencia de prensa oficial saudita, SPA.

Se trata de "consultarse y coordinarse con los dirigentes hermanos" respecto a "todas las cuestiones susceptibles de reforzar la seguridad y la estabilidad en la región".

Emiratos Árabes Unidos, aliado de Riad, "saludó" esta iniciativa.

- Todo por evitar una guerra -

Durante una conferencia de prensa en Riad, el ministro saudita de Relaciones Exteriores, Adel al Jubeir, afirmó que su país "no quiere una guerra" con Irán y "hará todo por evitarla", al tiempo que aseguró que Riad está dispuesto a "defenderse y defender sus intereses" si la otra parte decide encaminarse hacia un conflicto armado.

La agencia SPA informó que el príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salmán, habló por teléfono con el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, sobre qué medidas adoptar para reforzar la seguridad en la región.

Según Elizabeth Dickinson, analista del centro de estudios Crisis Group, Riad quiere demostrar que cuenta con el apoyo de otros países de la región.

"La máxima presión que ejerce Estados Unidos contra Irán tiene escaso apoyo entre los aliados occidentales" agrega la analista.

Por su lado "Arabia Saudita está construyendo lo que es, a su entender, la mayor coalición de Estados árabes y musulmanes que jamás se ha forjado contra Irán, el adversario" común, explica Dickinson

- Ataques y sabotajes -

Los hutíes chiitas, rebeldes proiraníes que controlan amplias zonas en Yemen, país vecino a Arabia Saudita, reivindicaron un ataque registrado el martes en la región de Riad, efectuado con drones contra dos estaciones de bombeo de un oleoducto que une el este y el oeste de Arabia Saudita.

Además, el domingo, cuatro buques resultaron dañados en unos actos de sabotaje frente a las costas de Emiratos Árabes Unidos, a la entrada del Golfo. Se trataba de dos petroleros sauditas, un buque noruego y un carguero emiratí.

Un comunicado saudita destaca "las graves consecuencias de estos ataques" sobre todo para "las rutas de abastecimiento y la estabilidad de los mercados mundiales del petróleo".

Al ser preguntado sobre los recientes ataques contra buques en el Golfo, el ministro saudí Jubeir afirmó: "Investigamos este problema. [...] Tenemos algunas indicaciones y las presentaremos cuando concluya la investigación".

Sin embargo ni Emiratos ni Arabia, ambos aliados de Washington, han dado más detalles sobre la naturaleza de estos ataques contra navíos.

19MAY2019

0

Compartir