Caracas, 16 may (Prensa Latina) El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, denunció hoy un nuevo despliegue policial en la sede diplomática del país sudamericano en Washington, Estado Unidos.

A través de la red social Twitter, el ministro de Relaciones Exteriores reiteró que las autoridades estadounidenses nuevamente 'incumplen la Convención de Viena y violan los Derechos Humanos de los activistas que han protegido nuestra embajada, con nuestra autorización'

Arreaza precisó que la moral de los cuatro miembros de movimientos de solidaridad, que están dentro del local, como mecanismo de resguardo ante las insistentes acciones de intervenir el espacio por la órganos de la seguridad norteamericanos y por supuestos representantes del autoproclamada presidente encargado, Juan Guiadó, 'es más poderosa que la fuerza represiva'.

En ese sentido, notificó en la plataforma digital que 'el Gobierno de Venezuela se reserva y evalúa respuestas en el marco del Derecho Internacional, amparadas en el reconocido principio de reciprocidad'.

El funcionario aseguró que, una vez más, con la acción de este jueves la administración del presidente de la nación norteña, Donald Trump, demuestra que le duele la verdad y reacciona con soberbia violan lo establecido en la Carta de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El titular, por otra parte, reconoció la lección de relaciones internacionales y valentía emitida el miércoles por el representante permanente de Venezuela ante la ONU, Samuel Moncada, y los activistas de la organización estadounidense Code Pink, en rueda de prensa.

Moncada recordó que el pasado 13 de mayo las autoridades de Estados Unidos trataron de violentar a un grupo de pacifistas que intentan proteger la sede diplomática de Caracas en Washington.

Igualmente dijo que incidentes similares ya ocurrieron en el consulado de Venezuela en Nueva York contra los diplomáticos que radicaban allí.

Tales acciones violentas contra el lugar donde estaba la embajada venezolana en Washington representan una amenaza para todas las sedes diplomáticas pues sienta un precedente muy peligroso, consideró el diplomático.

Las denuncias de Arreaza responden a una nueva intervención de decenas de policías armados en la embajada venezolana en la capital norteamericana, acto denunciado hoy por la cofundadora del movimiento social estadounidense Code Pink, Medea Benjamin.