WASHINGTON, 22 abr (Xinhua) -- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha decidido ya no otorgar a importantes importadores exenciones a las sanciones que les permitían seguir comprando petróleo de Irán, anunció hoy la Casa Blanca. Las exenciones expirarán a principios de mayo.

"Esta decisión está destinada a llevar las exportaciones de petróleo de Irán a cero", negando al gobierno iraní "su principal fuente de ingresos", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo posteriormente a los reporteros que las sanciones de Estados Unidos serán impuestas de nuevo contra todos los países que importen petróleo de Irán a partir del 2 de mayo.

La nueva acción de Washington para presionar a Irán ha generado preocupaciones de que podría conducir a precios más altos del petróleo y de la gasolina.

En un esfuerzo por calmar las preocupaciones del mercado, la Casa Blanca dijo en el comunicado que Estados Unidos, Arabia Saudí y los Emiratos Arabes Unidos (EAU) "han acordado adoptar acción oportuna para garantizar que se cubra la demanda global".

Luego de su salida del acuerdo nuclear de Irán en mayo del año pasado, la administración Trump ha seguido intensificando la presión sobre Irán a través de una serie de sanciones y designaciones a los que Teherán se ha opuesto y criticado firmemente.

La administración Trump impuso de nuevo sanciones en noviembre a las industrias bancaria, energética y naviera de Irán, las cuales habían sido levantadas bajo el histórico acuerdo nuclear de Irán de 2015. Washington había otorgado exenciones de 180 días a ocho importantes compradores de Irán, incluyendo a la República de Corea, Japón y Turquía.