Pool/AFP / Christophe Petit Tesson

Emmanuel Macron (sobre el estrado) recibe a los bomberos en el Palacio del Eliseo el 18 de abril de 2019 para rendirles homenaje por su labor en la extinción del incendio de Notre Dame

Francia valoraba este jueves distintas opciones, como la construcción de una catedral efímera, para mantener viva Notre Dame durante las obras que ya han empezado con el refuerzo de algunos puntos fragilizados del edificio, al tiempo que homenajeaba a los "héroes" que la salvaron.

Unos 600 bomberos trabajaron durante toda la noche del lunes para apagar el fuego que derribó la aguja y parte del techo de la famosa catedral parisina, evitando un desastre aún peor.

Sesenta seguían vigilando el jueves la estabilidad de la estructura del edificio y consolidando tres puntos vulnerables que fueron identificados por expertos.

"El país y el mundo entero nos estaban observando y ustedes fueron ejemplares", declaró el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien recibió el jueves a unos 300 uniformados en el Palacio del Elíseo.

"Ustedes son el ejemplo perfecto de lo que deberíamos ser", agregó, alabando la valentía de estos hombres y mujeres, a quienes les concederá la medalla de oro de Francia en reconocimiento a su "valor y devoción".

Notre Dame, el monumento histórico más visitado de Europa -recibió 12 millones de turistas de todo el mundo el año pasado- se salvó "por treinta minutos" gracias a la labor heroica de los bomberos de París, aseguró el Secretario de Estado encargado del Interior, Laurent Nuñez.

- Puntos vulnerables -

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, también rindió homenaje el jueves a los bomberos y a otros rescatistas que ayudaron a salvar obras maestras del interior de la catedral gótica de 850 años de antigüedad, en una ceremonia pública en las afueras del ayuntamiento de París.

"Salvaron, poniendo en riesgo sus vidas, una parte de nosotros mismos", dijo, celebrando el "coraje sin límites" de los bomberos que fueron aclamados por una multitud bajo un sol radiante. "Queremos hoy expresarles nuestra gratitud infinita, nuestro reconocimiento eterno", agregó.

El ministro de Cultura, Franck Riester, indicó el jueves que tres días después del incendio seguía existiendo la preocupación de que partes del edificio pudieran derrumbarse.

Un hastial del transepto (nave transversal), donde están los majestuosos rosetones de la catedral, y el hastial occidental, entre los dos campanarios, aún corrían peligro, detalló, pero se están llevando a cabo trabajos para consolidarlos.

- ¿Reconstrucción en cinco años? -

El martes, en un discurso a la nación, Macron esbozó una ambiciosa estrategia para reconstruir Notre Dame en cinco años, un plazo que fue recibido con escepticismo por algunos expertos.

AFP / Sabrina BLANCHARD

Los daños en Notre Dame de París

Para Denis Dessus, presidente de la Orden de Arquitectos de Francia, "partir del principio que hay que reconstruir rápido un monumento casi milenario es un error". "Es importante no reducir el tiempo de los estudios que determinan la pertinencia de las obras", apuntó.

Ha surgido también un debate entre expertos sobré qué Notre Dame reconstruir. ¿Hay que mantener el modelo gótico medieval o imaginar una nueva estructura adaptada a los tiempos modernos?

"El arquitecto jefe de los monumentos históricos tendrá que decidir si debemos reconstruir la versión descrita por Victor Hugo, la que conocemos por la interpretación neogótica de Viollet-le-Duc, o si debemos imaginar una catedral del siglo XXI", señaló Dessus.

En cuanto a la aguja que coronaba la catedral, el gobierno anunció el miércoles un concurso internacional de arquitectura para decidir si y cómo será remplazada la estructura de 93 metros, que fue construida en el siglo XIX por el arquitecto francés Eugène Viollet-le-Duc, luego de que la original, construida en 1250, pero muy debilitada, fuera retirada a finales del siglo XVIII.

- Catedral efímera -

Mientras duran los trabajos de reconstrucción, una catedral efímera de madera será erigida frente a la catedral parisina.

AFP / STEPHANE DE SAKUTIN

Cámaras instaladas en el Petit-Pont de París, el 17 de abril de 2019

"Quiero un lugar lindo (...) un lugar un poco simbólico, que atraiga", explicó el jueves el rector de Notre Dame, Patrick Chauvet, en una entrevista con el canal CNews. En el lugar, abierto al público, según explicó, habrá sacerdotes "para poder hablar" y acogerá también a los "curiosos" y turistas que visitan cada año Notre Dame.

Mientras tanto, las autoridades judiciales continuaban las pesquisas para determinar las causas del siniestro, que horrorizó al mundo.

AFP / Stephane de Sakutin

El rosetón del transepto sur de Notre Dame, ennegrecido por el incendio que devastó la parte superior de la catedral, en una fotografía tomada 17 de abril de 2019

Los investigadores pudieron acceder el miércoles por primera vez a la parte superior de la catedral para comenzar sus pesquisas, anunció la fiscalía de París, que sigue privilegiando "la pista de un accidente".

Unas cuarenta personas, principalmente obreros que trabajaban en obras de renovación en el templo, han sido interrogados desde el lunes por la noche. Nuevos testigos van a ser escuchados el jueves.

Las autoridades no descartan por el momento "ninguna hipótesis": un corto circuito, un "punto caliente" provocado por una soldadura, un cigarrillo, u otro, indicó a la AFP una fuente cercana a la investigación.

burs-meb/mb

18ABR2019

0

Compartir