Por Fernando Muñoz

BEIJING, 15 abr (Xinhua) -- El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, volvió a dar una muestra de la "arrogancia" con la que su país gestiona las relaciones diplomáticas con Latinoamérica, tratando de dar cátedra a los chilenos sobre cómo deben manejar sus vínculos económicos y queriendo involucrar a la región en sus fricciones comerciales con China.

En su reciente visita a Chile, el jefe de la diplomacia estadounidense volvió a repetir sus ya habituales declaraciones en las que sigue tratando a los países latinoamericanos como el "patio trasero" de EEUU.

"¿Creerá Pompeo que Chile es parte del antiguo patio trasero de Estados Unidos? Básicamente recuerda a la Doctrina Monroe (...) Me parece arrogante este personero", dijo el exministro chileno de Relaciones Exteriores Heraldo Muñoz en entrevista con El Diario de Cooperativa.

Las "desatinadas" e "inaceptables" declaraciones de Pompeo a las que se refiere Muñoz se dieron en una conferencia de prensa junto con su homólogo chileno, Roberto Ampuero, luego de reunirse con el presidente de Chile, Sebastián Piñera, en La Moneda, y también en un discurso en Casa Piedra, en Santiago de Chile.

Muñoz subrayó que "hay que tener un equilibrio en los intereses nacionales de Chile" y por ello consideró "inaceptables las expresiones del secretario de Estado de (Donald) Trump, el señor Pompeo, porque vino a decirle a Chile lo que tendría que hacer en sus relaciones económicas internacionales, reduciendo o frenando sus lazos con China, en el marco de la guerra comercial que mantiene EEUU con Beijing".

La analista Lucia Dammert señaló que la estrategia de EEUU hacia Latinoamérica llega "un par de décadas" tarde y expresó que los nexos de China con la región "no se han forjado de un día para otro" como lo pretende mostrar Pompeo en sus visitas a los países latinoamericanos.

La relación entre China y América Latina "ha tenido una mirada estratégica de largo plazo en términos de inversión, establecimiento de relaciones, en términos de inversión en infraestructura crítica en algunos países. Mientras tanto lo que hemos visto de EEUU, especialmente en el Gobierno de Trump, es no sé si un abandono pero ha sido un distanciamiento con América Latina", dijo la experta al diario El Mercurio.

Dammert argumentó que "venir ahora a tratar de recuperar eso me parece poco serio. Uno esperaría entonces que Pompeo quiera recuperar la relación con América Latina en vez de recortar la inversión en ayuda, por ejemplo a Centroamérica".

En ese mismo sentido, el embajador chino en Chile, Xu Bu, dijo que aunque Pompeo asegura que Estados Unidos es un socio confiable de América Latina, está "subestimando" la memoria de los latinoamericanos.

"Históricamente, EEUU ha tratado a América Latina como su 'patio trasero', imponiendo frecuentes intervenciones militares o sanciones. Los ejemplos son demasiado numerosos para mencionarlos (...) Estoy convencido de que el pueblo chileno tiene muy claro que los logros de su desarrollo tampoco son el resultado de la limosna estadounidense", indicó el diplomático.

En una entrevista con el diario La Tercera el embajador resaltó que Washington "no hace contribuciones concretas al desarrollo económico de los países latinoamericanos, pero acusa a China de sus cooperaciones económicas y comerciales con América Latina y de la inversión china en la región. El señor Pompeo es hipócrita".

Ricardo Lagos, expresidente chileno (2000-2006), calificó como "lamentable" que el secretario de Estado de EEUU intente involucrar a Chile en la "guerra comercial que sostienen China y Estados Unidos o involucrarnos en la disputa del Gobierno norteamericano con el Gobierno chino producto de las actividades de la empresa Huawei".

Pompeo aseguró que esa multinacional china de las telecomunicaciones está "controlada por el Gobierno de China", a lo que el embajador chino en Chile respondió señalando que se trata de "una mentira maliciosa" por parte del funcionario estadounidense contra una compañía del sector privado.

El embajador chino señaló que las dudas que plantea Estados Unidos sobre las amenazas a la seguridad por parte de Huawei han sido rebatidas incluso por sus socios más cercanos, como el Centro Nacional de Seguridad Cibernética del Reino Unido.

"Las acusaciones de EEUU no son más que un intento de sofocar el funcionamiento legítimo de empresas de alta tecnología de China bajo el pretexto de seguridad", dijo el diplomático chino, y añadió que ha sido Washington el que ha usado "ese tipo de empresas para espiar a otros países. Es el ladrón que llama al policía".

El excanciller chileno Heraldo Muñoz destacó el hecho de que Pompeo además haya sugerido que el presidente Piñera no visite las oficinas centrales de Huawei durante su próxima visita a China. "Son declaraciones que revelan desatino y soberbia".

Es "incluso irónico que EEUU, de hecho, negocie más acceso al mercado chino, pero pretenda que países como Chile no tengan el mismo acceso a esos mercados o a las inversiones chinas (...) Chile no somete su soberanía a ningún país y desarrolla sus lazos externos según nuestros intereses nacionales", argumentó el actual líder del Partido por la Democracia (centro-izquierda).

La gira de Pompeo por cuatro países latinoamericanos (Chile, Paraguay, Perú y Colombia) concluyó este domingo y el principal foco fue la crisis política y económica que se vive en Venezuela. Fin