PARIS, 15 abr (Xinhua) -- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, va a presentar hoy nuevas medidas en respuesta a la crisis de los "chalecos amarillos", mientras que el movimiento social sigue poniendo a prueba el liderazgo presidencial.

"Decidimos transformar el enojo en soluciones. Gracias por su participación en el Gran Debate. Durante varios meses, han expresado sus puntos de vista y los escuchamos. Mañana en la noche, les responderé", tuiteó Macron en domingo en la noche.

La oficina del presidente dijo que él se dirigirá a la nación esta noche para anunciar medidas para reducir la tensión social y responder a las quejas de los "chalecos amarillos", incluyendo "medidas concretas" y "un nuevo acto y cambios a profundidad".

En una acción poco común, el jefe de Estado de 41 años de edad abrirá el 17 de abril las puertas del Elíseo a los periodistas para explicar su política durante una conferencia de prensa, una reunión que ha evitado desde que fue elegido en mayo de 2017.

El pasado mensaje televisado de Macron fue el 10 de diciembre, cuando presentó un "plan de emergencia económico y social" de 10.000 millones de dólares (11.310 millones de dólares), que incluyó un incremento en los salarios mínimos y recortes fiscales para acabar con el enojo, pero sin obtener el resultado esperado.

Macron ha dado pocos indicios públicos de qué decisiones anunciará, pero de acuerdo con medios locales, podrían incluir un recorte en el impuesto sobre la renta y una reindexación de la pensión, pero una revisión al impuesto a la riqueza, como demandó el movimiento, quizás no esté en la lista.