NANJING, 15 mar (Xinhua) -- Científicos chinos y estadounidenses concluyeron que los últimos 30 años han sido el periodo de más calor de los pasados 2.000 años debido a las emisiones de efecto invernadero generadas por los humanos, según un estudio conjunto.

Los científicos pudieron leer registros de temperatura del aire bien datados y cuantitativos a través de una investigación sobre un núcleo de sedimento de un pequeño lago alpino en la provincia subtropical china de Yunnan, en el suroeste del país.

El resultado de la investigación fue publicado en la edición de marzo de la revista internacional Earth and Planetary Science Letters.

La investigación fue realizada por científicos del Laboratorio Clave Estatal de Ciencia y Ambiente de los Lagos, dependiente de la Academia de Ciencias de China, y de la Universidad de Columbia.

En los últimos 2.000 años, el sistema climático de la Tierra ha pasado de ser resultado únicamente de factores naturales a verse afectado también por emisiones de efecto invernadero de origen humano. No obstante, antes del estudio, muchos registros del clima existentes se remontaban a apenas unos 1.000 años en algunos continentes.

Las muestras de sedimento del lago de Tiancai, ubicado a unos 4.000 metros de altura sobre el nivel del mar, permiten ir 2.000 años atrás. El material no se ha visto afectado por las actividades humanas y puede reflejar fluctuaciones de temperatura en una escala de varios siglos.

Zhao Cheng, un miembro del equipo de investigación, explicó que la región de gran altitud es sensible a los cambios climáticos. La radiación solar y las actividades volcánicas solían ser los principales factores naturales que afectaban al clima. Sin embargo, en la segunda mitad del siglo XX las emisiones de efecto invernadero antropógenas se convirtieron en la principal causa del aumento de las temperaturas.