CARACAS, 23 feb (Xinhua) -- La vicepresidenta ejecutiva de Venezuela, Delcy Rodríguez, anunció en la noche de este viernes el cierre de los puentes Simón Bolívar, Santander y Unión, tres de los pasos fronterizos más importantes hacia Colombia.

El Gobierno venezolano "ha tomado la decisión de un cierre total temporal de los puentes Simón Bolívar (San Antonio, Táchira), Santander (Ureña, Táchira) y Unión (Boca de Grita, Táchira)", informó Rodríguez a través de la red social Twitter.

Agregó que la medida obedece "a las serias e ilegales amenazas intentadas por el gobierno de Colombia contra la paz y la soberanía de Venezuela".

Exigió asimismo al presidente colombiano, Iván Duque, en el marco del derecho internacional, dejar de utilizar su país para "atentar" contra la paz de Venezuela. "Deje de facilitar el territorio de Colombia para atentar, por orden de Donald Trump (presidente de Estados Unidos) contra el derecho de los venezolanos a vivir en paz", escribió.

La alta funcionaria agregó que el Gobierno de Venezuela otorgaba plenas garantías a la población a tener pasos fronterizos seguros, "en cuanto se controlen las groseras acciones de violencia contra nuestro pueblo y nuestro territorio".

Los puentes Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander y Unión son los pasos fronterizos más importantes que comunican a Venezuela, a través del occidental estado Táchira, con Colombia.

Ya en el 2015, el Gobierno venezolano había tomado una medida similar luego de un ataque perpetrado a efectivos militares venezolanos.

Ayer, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó el cierre de la frontera terrestre con Brasil (sur del país), con el fin de "garantizar la tranquilidad", una vez se conoció que la oposición intentaría ingresar "ayuda humanitaria" por la zona.

Asimismo, el 20 de febrero, el Gobierno venezolano anunció el cierre de la frontera aérea y marítima de Venezuela con las islas de Aruba, Curazao y Bonaire.

Las zonas servirían de "centro de acopio para una supuesta ayuda humanitaria forzada hacia Venezuela", denunció entonces la vicepresidenta Rodríguez.

Caracas ha denunciado a la comunidad internacional la insistencia de la oposición nacional y extranjera de querer ingresar un cargamento humanitario sin permiso sanitario ni de la Cruz Roja.

Venezuela enfrenta una crisis política y económica que ha llevado a diferente países latinoamericanos a proponer un diálogo con mediación internacional, no obstante, la iniciativa ha sido descartada por la oposición.