LA HABANA, 22 feb (Xinhua) -- El Partido Comunista de Cuba (PCC) convocó hoy viernes a las fuerzas políticas y sociales de América Latina a condenar las amenazas de guerra contra Venezuela y a pronunciarse a favor de la paz en el país sudamericano.

El PCC llamó a una movilización unida y a mostrarle a Estados Unidos "que los pueblos del continente sí tienen sentido de su independencia y soberanía", al tiempo que consideró que es momento de que las fuerzas del Foro de Sao Paulo (conformado por organizaciones de izquierda) muestren "el inmenso potencial político que representan".

En el llamado, divulgado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, el PCC retomó las denuncias hechas por La Habana el pasado día 13 sobre "la escalada de presiones y acciones" de Estados Unidos dirigida a preparar "una aventura militar disfrazada de intervención humanitaria".

En opinión de la organización partidista cubana, esta situación no sólo constituye una amenaza real contra la Revolución Bolivariana, sino que también es un peligro para la paz en el continente.

"Hoy es Venezuela, mañana (los países amenazados) serán Nicaragua, Bolivia o Cuba", indicó.

El PCC señaló que Estados Unidos no debe subestimar los costos de una agresión contra Venezuela, ya que la posibilidad de una extensión del conflicto armado por la región puede afectar a todos los pueblos del área y a sus sectores sociales, económicos y políticos.

"Estamos ante una típica amenaza de guerra de agresión imperialista, se disfrace como se disfrace, cuyo objetivo principal es la apropiación, por parte de los Estados Unidos, de las mayores reservas certificadas de petróleo del planeta", puntualizó el partido político.

"Se evidencia, una vez más, el desprecio de Washington a las decenas de miles de víctimas civiles que podría producir una conflagración como la que está a la vista", añadió.

De acuerdo con el PCC, no se fragua sólo un ataque contra Venezuela, pues "en la lógica de los halcones que controlan la política de la administración de (Donald) Trump hacia la América Latina, la acción es vista como una embestida final contra la izquierda y las fuerzas progresistas en el continente".

Reiteró que la Revolución Bolivariana se convirtió en este momento en la primera trinchera en la lucha por la soberanía latinoamericana.

Recordó que en Venezuela se están decidiendo la soberanía y la dignidad de América Latina y el Caribe y de los pueblos del sur, así como la supervivencia de las normas del derecho internacional y la Carta de la Organización de las Naciones Unidas.

Se decide también "si la legitimidad de un gobierno emana de la voluntad expresa y soberana de su pueblo o del reconocimiento de potencias extranjeras". Fin