WASHINGTON, 22 feb (Xinhua) -- Un nuevo estudio mostró que las muertes relacionadas con opioides en Estados Unidos se cuadruplicaron en las dos décadas pasadas y se propagaron rápidamente en los estados del este del país.

El estudio, publicado hoy en la revista JAMA Network Open, descubrió que las muertes por opioides causadas por drogas sintéticas como el fentanilo superaron a las muertes por heroína.

Investigadores de la Universidad Stanford, de la Universidad de Harvard y de la Universidad de Toronto rastrearon las tres etapas de evolución de las crisis por opioides. La primera ola de muertes asociadas a los opioides, de la década de 1990 hasta alrededor del 2010, estuvo relacionada con la prescripción de analgésicos, y la segunda, que empezó en 2010, fue asociada a muertes relacionadas con la heroína.

La tercera ola inició alrededor de 2013 y tuvo un rápido incremento en las muertes asociadas con opioides sintéticos de manufactura ilícita, tales como el tramadol y fentanilo, determina el estudio.

Los investigadores encontraron que una amplia gama de poblaciones fueron afectadas y que la epidemia se propagó de áreas rurales a urbanas.

Además, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) reportaron que los afroestadounidenses experimentaron el mayor incremento en muertes por sobredosis de opioides entre 2016 y 2017, con un aumento de 26 por ciento.

En promedio, 130 estadounidenses murieron cada día por una sobredosis de opioides en 2017, señalan los CDC.

El índice de mortalidad por opioides se ha elevado más rápidamente en Washington, D.C., triplicándose cada año desde 2013, mientras que en Florida y Pensilvania la mortalidad asociada con opioides se duplicó cada dos años, indica el estudio.