De BBC Mundo.-

LONDRES, 20 de febrero.- La joven británica Shamima Begum, quien viajó a Siria para unirse a Estado Islámico en 2015 cuando tenía 15 años, fue despojada de su nacionalidad.

"Es injusto. Estoy un poco sorprendida. Me molesta y me frustra. Me rompe el corazón", le dijo la chica al canal de televisión británico ITV.

El Home Office (el Ministerio del Interior del Reino Unido) le informó a la familia de Begum la decisión de revocarle la ciudadanía británica a través de una carta.

La joven, quien tiene 19 años y dio a luz hace pocos días en un campo de refugiados, expresó su deseo de regresar al Reino Unido para criar a su hijo en una entrevista que le dio al periódico británico The Times.

El 18 de febrero de 2015 Behum se escapó de su casa, y junto a dos amigas de la secundaria londinense a la que asistía, tomó un vuelo con destino a Turquía. Estando allí, cruzaron la frontera y llegaron a Siria.

Apátrida

Según fuentes del gobierno británico, su decisión se fundamenta en que la chica puede adquirir otra nacionalidad.

Su madre es oriunda de Bangladesh, y por esa razón, de acuerdo a las leyes de ese país, ella tendría derecho a solicitar la nacionalidad bangladesí.

Begum, sin embargo, no tiene pasaporte de esa nación y nunca ha estado allí.

Tasnime Akunjee, abogado de la familia, informó que están considerando todas las opciones legales para refutar la decisión del gobierno.

El representante legal le dijo al periódico británico The Independent que el gobierno de Bangladesh "no sabe quién es ella, por lo que, a efectos prácticos, la convirtieron en apátrida".

Opciones

Begum está explorando otras alternativas para irse de Siria.

Poco tiempo después de llegar a una de las zonas en control de Estado Islámico, la joven se casó con un combatiente holandés que era parte de la agrupación extremista y que se había convertido al islam.

Con él tuvo dos hijos que murieron hace algunos meses.

"Quizás puedo pedir la ciudadanía holandesa. Si a él (su esposo) lo envían a una prisión en Holanda, puedo esperarlo", dijo la joven en la entrevista con ITV.

Se cree que el hombre se entregó a un grupo de combatientes sirios aproximadamente hace dos semanas.

"Creo que la decisión (del gobierno británico) es un poco injusta conmigo y con mi hijo", indicó Begum.