Puerto Príncipe, 10 feb (PL) El representante del Observatorio Ciudadano para la Institucionalización (OCID), Rony Desroches, afirmó hoy que la dimisión del jefe de Estado de Haití, Jovenel Moise, es inapropiada en este momento y es necesario un diálogo nacional.

Según Desroches, todos los sectores de Haití deben reunirse y acordar acciones urgentes como la reducción del número de ministerios, así como considerar medidas más drásticas a nivel económico.

'No podemos dar paso a los extremistas dándoles poder', dijo el representante de la sociedad civil, en medio de la oleada de protestas que desde este jueves exigen la renuncia de Moise y su equipo de Gobierno y amenazan continuar a lo largo de la próxima semana.

En las redes sociales, líderes del ala dura de la oposición llaman a permanecer en las calles hasta la dimisión del mandatario y dieron una tregua este domingo para que las personas compren provisiones.

Para Desroches, los jefes del Ejecutivo y del Gobierno deben encontrar soluciones a los problemas reales de la población, como la pobreza que está en pleno apogeo, aseguró.

En menos de cuatro meses Moise se enfrentó a cuatro grandes movilizaciones, que denuncian la grave situación que enfrenta la población en materia alimentaria, de salud, educación, infraestructura y otras.

También exigen justicia en el caso de Petrocaribe, programa energético venezolano cuyos fondos debían paliar la grave situación del país en cuanto a infraestructura.

Sin embargo, un informe parcial del Tribunal Superior de Cuentas reveló que más de dos mil millones de dólares fueron malversados, y la investigación involucra a unos 15 exfuncionarios gubernamentales y directivos de empresas.

Desde el pasado jueves la capital y otras localidades del país son escenarios de puntuales manifestaciones y actos violentos. El balance de la policía nacional da cuenta que al menos dos personas murieron el 7 de febrero y una veinterna resultó herida.

Otros medios de prensa, por su parte, elevaron el número de fallecidos a cinco, teniendo en cuenta las jornadas de este viernes y sábado.

El presidente reiteró su convocatoria a un diálogo nacional y descartó la dimisión, al tiempo que aprobó dos resoluciones para reducir el nivel de vida de los funcionarios del Estado, en medio de la profunda crisis económica.

jf/ane