WASHINGTON, 17 ene (Xinhua) -- Es probable que sean miles más de lo que antes se pensaba el número de niños migrantes separados de sus padres y tutores en la frontera entre Estados Unidos y México, se indicó en un informe dado a conocer hoy por el inspector general del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

El informe del gobierno no especifica exactamente el número de niños separados ni explica la razón por la que fueron apartados de sus familias, pero indica que estos niños son "con frecuencia muy pequeños" y que hay una escasez de camas.

El gobierno federal informó con anterioridad que 2.737 niños fueron separados por la fuerza de sus padres al entrar ilegalmente a Estados Unidos el año pasado, de conformidad con la política de "cero tolerancia" del presidente Donald Trump que exige a todos los migrantes ser penalmente perseguidos después de cruzar la frontera.

El nuevo informe encontró un aumento en las separaciones de familias migrantes mucho antes de la política de "cero tolerancia" que persigue a los padres de familia migrantes que cruzan ilegalmente la frontera y los separa de sus hijos que quedan bajo la custodia del HHS.

En el verano de 2017, la Oficina para la Reubicación de Refugiados, que maneja los albergues gubernamentales para niños migrantes no acompañados, ya había reportado un "fuerte aumento" en el número de niños separados.

El Departamento de Seguridad Nacional dijo en una declaración al sitio en la red Insider que el informe confirma sus afirmaciones en el sentido de que las separaciones familiares han sido durante mucho tiempo la norma en ciertas circunstancias, aunque la agencia dijo también que duda de la "credibilidad" de la oficina del inspector general. Fin