RIO DE JANEIRO, 12 ene (Xinhua) -- Científicos brasileños constataron que el extracto de la cáscara de la jaboticaba, una fruta nativa de la Mata Atlántica, sirve para combatir la pre-diabetes y el aumento de la acumulación de grasa en el hígado de los ratones viejos.

El anuncio lo hizo el Instituto de Biología de la Universidad Regional de Campinas (IB-Unicamp), con apoyo de la Fundación de Amparo a la Pesquisa del Estado de Sao Paulo (Fapesp) y puede abrir un nuevo camino para tratar la diabetes entre los humanos.

Los ratones que sirvieron para los estudios fueron elegidos expresamente porque el envejecimiento está directamente asociado a la reducción de la capacidad metabólica y a alteraciones del metabolismo hepático, glicídico y lipídico.

Durante el envejecimiento hay una deficiencia del control del nivel de glucosa en la sangre, un aumento de la deposición de triglicerios en el hígado y un desequilibrio hormonal.

Además, es común que los más ancianos presenten dislipidemia, un aumento de grasa en la sangre, hiperinsulinemia (aumento de insulina en la sangre), diabetes y enfermedades cardiovasculares.

"Observamos que la ingestión del extracto de la cáscara de la jaboticaba por ratones envejecidos, sometidos a una dieta con alto tenor de grasa, también causó una disminución en la ganancia de peso, del aumento de grasa en la sangre y del exceso de glucosa en la sangre y mejoró el colesterol bueno (HDL) de los animales, entre otros beneficios", afirmó la coordinadora del proyecto, Valéria Helena Alves, profesora del IB-Unicamp.

Los estudios analizaron también cuál es la cantidad adecuada para el consumo, ya que la dieta ofrecida a los ratones contenía cinco veces más de lipídeos que una dieta normal.

Hasta ahora, otros estudios indicaban que, si los animales consumieran esta dieta durante 60 días, sería suficiente para desarrollar pre-diabetes y alteraciones hepáticas.

Los análisis muestran que la dieta impidió que los ratones ganasen peso y favoreció una mejora en la morfología del hígado.

Ahora, los investigadores estudian el uso del extracto de la cáscara de la jaboticaba en el atraso de la progresión del cáncer de próstata en los ratones transgénicos. Los resultados preliminares mostraron una disminución de las lesiones.

"Notamos una mejora substancial en la morfología de la próstata de los ratones, además de la disminución del estrés oxidativo y de la inflamación. La disminución de la inflación y el equilibrio del estrés oxidativo llevó a una mejora del tejido y de las moléculas de la próstata de los animales", afirmó Alves.

El extracto de la cáscara de jaboticaba fue desarrollado con una gran concentración de compuestos bioactivos (sustancias que ocurren naturalmente en alimentos y que interfieren positivamente en el metabolismo, pero que no son nutricionalmente necesarias).

Los análisis químicos del extracto de la cáscara de jaboticaba muestran que el compuesto posee un alto tenor de compuestos fenólicos, como las antocianinas, presentes también en el vino tinto, con efectos positivos en el metabolismo orgánico.

El extracto resultó en el depósito de una patente, que está en proceso de obtener la licencia por parte de una empresa brasileña.