Reunión del Consejo Permanente de la OEA, hoy en Washington.

WASHINGTON, 11 de enero.- El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijo el viernes que la grave situación que atraviesa Nicaragua justifica la aplicación del artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana para devolver el orden constitucional en el país centroamericano.

Almagro invocó el mecanismo durante una sesión extraordinaria del organismo convocada para considerar la crisis en materia de derechos humanos, libertades políticas y de prensa que encara la nación bajo el mandato del presidente Daniel Ortega.

"Tomemos este artículo 20 para resolver esta grave situación política y esta alteración del orden constitucional. Instamos a Nicaragua a hacer un uso adecuado de estos mecanismos y de estos procedimientos, que le dan garantías, que le dan capacidad de funcionamiento en la propia Carta Democrática Interamericana y buscando las soluciones que esta propugna para estos casos", dijo Almagro.

Durante esta sesión extraordinaria del consejo permanente de la OEA no fue sometida a voto resolución alguna ni hubo una declaración conjunta.

El evento sigue a la condena el jueves del Consejo Permanente al segundo mandato en la presidencia de Venezuela de Nicolás Maduro, quien juramentó el jueves para liderar al país hasta 2025 pese al rechazo internacional.

Representantes de países como Canadá, Costa Rica, Argentina, Chile, Estados Unidos y otros, respaldaron a Almagro. Otros como Venezuela, Bolivia y Nicaragua rechazaron la propuesta que catalogaron de ilegal.

El embajador de Estados Unidos en la OEA, Carlos Trujillo, respaldó la medida y argumentó que hechos como la manipulación del Consejo Supremo Electoral, la represión a organizaciones de derechos humanos y abusos sistemáticos contra la población, han hecho peligrar la democracia de Nicaragua.

Trujillo dijo que Estados Unidos apoya el inicio de un diálogo que defina una fecha para que se realicen elecciones anticipadas.

Dirigiéndose a Almagro, Trujillo señaló que "este consejo tiene la obligación de tomar acción con respecto a su compromiso de respetar el orden democrático y Estados Unidos también insta al gobierno de Ortega a que respete los procesos institucionales en conformidad con la Carta Democrática".

"Exhortamos al gobierno de Nicaragua a que, por favor, escuche las súplicas del pueblo de llevar adelante una reforma y nosotros apoyamos también elecciones libres y justas", enfatizó Trujillo.

La protesta de Nicaragua y Venezuela

El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, arremetió contra Almagro, al que tildó durante la sesión extraordinaria de "agente político" del gobierno de Estados Unidos.

"Se trata de una conspiración internacional para derribar a gobiernos progresistas de izquierda por parte de Estados Unidos", dijo Moncada, que aludió, varias veces en sus diferentes intervenciones, a gobiernos aliados como Cuba y Venezuela.

La delegación de Venezuela también protestó y dijo que en Nicaragua "no existe alteración o ruptura del orden constitucional que permita invocar los artículos 20 y 21 (de la Carta Democrática de la OEA)", dijo la representante.

"El interés verdadero de un grupo de países, liderados por Estados Unidos y por la secretaría de esta organización es derrocar al gobierno constitucional de Nicaragua, y resulta aberrante que se pretenda dar un golpe de Estado con un instrumento diseñado para defender la democracia", dijo la diplomática de Venezuela.

DE VOA.-