BRASILIA, 7 dic (Xinhua) -- El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, canceló compromisos que tenía previstos para hoy y regresó de Brasilia directamente a Río de Janeiro, su lugar de residencia, por recomendación médica.

Bolsonaro afirmó a través de su cuenta en la red social Twitter que recibió recomendación médica para descansar este viernes, debido a la "extensa rutina y agenda en los últimos días y pocas horas de sueño".

"En razón de la extensa rutina y agenda en los últimos días y pocas horas de sueño, en conversación con el equipo médico que me acompaña, recibí una recomendación expresa de, en el día de hoy, reposar", escribió.

"Por este motivo, cancelamos la ida a la Academia de la Fuerza Aérea y seguimos hacia Río de Janeiro", completó el presidente electo de Brasil.

El político era esperado la mañana de este viernes en la ceremonia de formación de cadetes de la Academia de la Fuerza Aérea, en el municipio de Pirassununga, en el estado de Sao Paulo, punto de donde viajaría a Río de Janeiro.

Jair Bolsonaro participa de manera regular en actos de las Fuerzas Armadas y en la última semana asistió a la ceremonia de graduación de cadetes aspirantes a oficiales del Ejército en la Academia Militar de las Agujas Negras, en la ciudad de Resende, en Río de Janeiro.

El martes pasado, Bolsonaro llegó a Brasilia para reuniones de trabajo en la Granja do Torto, espacio de descanso de la Presidencia, así como en el Centro Cultural Banco do Brasil, sede del gabinete de transición.

Se reunió además con bancadas partidistas, diplomáticos y con el equipo de futuros ministros.

En una de sus últimas actividades públicas, el jueves anunció que la pastora evangélica y abogada Damares Alves será la ministra de la Mujer, Familia y Derechos Humanos de su gobierno, que asumirá el 1 de enero próximo.

Después de la victoria electoral a finales de octubre pasado, Bolsonaro adoptó el hábito de pasar parte de la semana en Brasilia para encuentros con políticos, autoridades e integrantes del equipo de transición.

La salud de Bolsonaro requiere cuidados como consecuencia del atentado que sufrió a inicios de septiembre anterior, cuando fue apuñalado en el abdomen durante un acto político en la campaña electoral.

Operado en dos ocasiones en septiembre, el presidente electo aún utiliza una bolsa de colostomía que debe ser retirada en una nueva cirugía con fecha aún no definida.