BRASILIA, 6 dic (Xinhua) -- El ex ministro de Hacienda de Brasil durante el mandato del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), Antonio Palocci, declaró hoy ante la justicia que Luiz Cláudio, hijo de Lula, recibió fondos de un operador financiero vinculado a la industria automotriz.

Los recursos serían en pago de sobornos a cambio de la elaboración de un decreto que favoreció a armadoras, objeto de investigación en el marco de la Operación Zelotes.

Según Palocci, el hijo de Lula da Silva lo habría buscado en su consultoría en Sao Paulo, entre fines de 2013 e inicio de 2014, para que le ayudara a obtener al menos 2 millones de reales (510.000 dólares) de empresas para uno de sus emprendimientos.

Palocci sostuvo que el propio ex presidente le informó haber obtenido el dinero a través del operador financiero Mauro Marcondes vinculado a las automotrices.

La denuncia del Ministerio Público Federal apunta que Marcondes actuó ante el gobierno de Lula en favor de la elaboración del decreto que concedió beneficios fiscales a las automotrices y que a cambio habrían pagado sobornos para la publicación del texto.

Palocci dijo que consultó al ex mandatario en 2014, alrededor de un mes después del encuentro con Luiz Cláudio, sobre el pedido de su hijo.

"Fui a hablar con el ex presidente Lula porque quería ver si él autorizaba hacer eso. Fue ahí que el ex presidente dijo (que) no necesitaba atender a Luiz Cláudio, porque 'yo ya resolví ese problema con Mauro Marcondes'", dijo Palocci.

En 2013, los beneficios fiscales fueron renovados por la entonces presidenta Dilma Rousseff mediante un nuevo decreto.

Según Palocci, el ex presidente Lula confirmó haber negociado con las automotrices para que ambos decretos (2009 y 2013) fueran aprobados.

Los contactos se realizaron a través de la intermediación de Marcondes, quien según el ex ministro de Hacienda tenía acceso incondicional a Lula.

Palocci expresó, sin embargo, no poder comprobar la forma de transferencia de los recursos de las armadoras a Luiz Cláudio, quien no es sujeto de acción penal por los decretos en cuestión.

El político ocupó el Ministerio de Hacienda entre enero de 2003 y marzo de 2006 durante la administración de Lula da Silva, mientras que de enero a julio de 2011 tuvo la jefatura de Gabinete del gobierno de Dilma Rousseff.

El ex presidente brasileño Lula da Silva está preso desde abril pasado en Curitiba, donde cumple una condena de 12 años y un mes de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero. Fin