Ciudad del Vaticano, 6 dic (PL) El papa Francisco aprobó por su propia voluntad la nueva ley que regirá el gobierno del Estado de la Ciudad del Vaticano, a partir del 7 de junio de 2019, informó hoy la Santa Sede.

En una introducción al texto, el sumo pontífice señala que la reforma legislativa se realiza 'a la luz de los principios de racionalización, economicidad y simplificación y persiguiendo criterios de funcionalidad, transparencia, coherencia normativa y flexibilidad organizativa'.

Francisco recuerda que desde el inicio de su pontificado advirtió la necesidad de una reorganización integral de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano, para hacerlo cada vez más idóneo respecto a las exigencias actuales, en el cumplimiento de sus funciones.

En tal sentido, se refirió al servicio eclesiástico que la gobernación está llamada a prestar a su misión papal en el mundo y a los peculiares fines institucionales del Vaticano designado' por su naturaleza para garantizar a la Sede de Pedro la absoluta y visible independencia'.

El Papa encargó la elaboración del nuevo estatuto al presidente de la Pontificia Comisión y de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano, cardenal Giuseppe Bertello, quien encabezó una comisión que trabajó en la redacción del documento a partir de marzo de 2017.

Una nota explicativa adjunta indica que a tono con los objetivos de racionalizar, economizar y simplificar, la ley prevé la reducción de los organismos operativos, busca la transparencia con 'una mayor y consciente responsabilidad' de sus dirigentes y la creación de una Unidad de Control e Inspección.

La coherencia normativa, apunta, se logra con una mayor exigencia de los principios jurídicos del ordenamiento canónico y vaticano y añade que garantiza la flexibilidad organizativa introduciendo la posibilidad de satisfacer las contingencias operativas sin modificar la estructura administrativa.

mv/fgg

foto de archivo web-