Puerto Príncipe, 6 dic (PL) En dos años el número de personas seropositivas con acceso al tratamiento en Haití se ha duplicado, según el más reciente informe de Naciones Unidas en el país.

En 2016, solo 110 mil 454 enfermos recibían tratamiento médico, mientras que en noviembre de este año la cifra ascendió a 123 mil 619, de acuerdo con datos del servicio de Evaluación, Monitoreo y Vigilancia Integrada.

Según Naciones Unidas, Haití es un país prioritario para poner fin al Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) antes de 2030.

La nota señala que la pobreza, el sexo intergeneracional, las desigualdades de género o el acceso limitado a los servicios de prevención y tratamiento del VIH son algunos de los factores que contribuyen a su propagación en la nación.

'Por lo tanto, la lucha contra el virus del VIH sigue siendo esencial para el desarrollo sostenible y para que Haití se convierta en un país emergente en el horizonte de 2030', subrayó Mamadou Diallo, coordinador residente y humanitario de las Naciones Unidas en Haití.

La más reciente encuesta de Mortalidad, Morbilidad y Utilización de los Servicios, arrojó que, en los últimos cinco años, la prevalencia del VIH/sida disminuyó de 2,2 a dos por ciento en Haití, con una mayor incidencia entre las mujeres -2,3 por ciento- que entre los hombres -1,6 por ciento-.

Asimismo, estima que el departamento de Artibonite, en el sur del país, posee un número más elevado de casos. Tras Artibonite le siguen en incidencia territorial los departamentos Sudeste y Norte, y Centro destaca como la provincia con menor número de infectados.

El informe también señaló que la prevalencia es ligeramente menor entre las mujeres de zonas urbanas, contrario a lo que sucede con el sexo opuesto, al tiempo que enfatizó la importancia del nivel educativo de la población en la propagación del virus.