Por Willey Peñuela

CARACAS, 13 nov (Xinhua) -- El mayor obstáculo para la recuperación económica de Venezuela es de tipo político, aunque también influye la hiperinflación que enfrenta el país suramericano, señalaron analistas venezolanos.

Luis Delgado, profesor de la Universidad de Carabobo, ubicada al centro-norte de la nación, dijo que mientras exista una voluntad manifiesta de socavar al gobierno desde el exterior con las sanciones y acciones de bloqueo o manipulación cambiaria en las zonas fronterizas y marcadores ficticios, "difícilmente podrá resolverse la situación de la hiperinflación".

Aseveró que otro obstáculo importante que enfrenta el programa de "recuperación económica, crecimiento y prosperidad" implementado por el gobierno desde el pasado 20 de agosto son las "acciones de boicot empresarial" a lo interno.

El experto consideró que hasta el momento la aplicación del programa de gobierno es positiva dado que "hay mayor acceso del dinero en efectivo, hay mayor abastecimiento de productos y pese a la grave inflación, hubo un mejoramiento del poder adquisitivo".

Aclaró que es muy pronto para valoraciones más precisas "porque es en el mediano plazo que se verán los alcances concretos de las medidas, pues se requiere la recuperación de la producción nacional, del abastecimiento y del poder adquisitivo de la población".

Estimó imperativa la recuperación de la producción petrolera, por lo que consideró positivos los acuerdos alcanzados por el gobierno en materia energética con otros países.

A Delgado también le parece positiva toda acción que apunte a la diversificación de la economía nacional, a la generación de fuentes de divisas vía exportación o a la sustitución de importaciones.

Destacó como positivo que hasta el momento se ha promocionado la minería, el turismo internacional y algunos segmentos industriales.

"La experiencia internacional nos enseña que sólo a través de la industrialización y el fortalecimiento científico-tecnológico los países pueden construir su soberanía económica y una posición competitiva a nivel global", añadió.

Delgado prevé que con el paso del tiempo, la situación económica será mejor en Venezuela, "porque ya se empezará a notar buena parte de las medidas y avances en desarrollo; sin embargo, la estabilidad política será vital para lograr la recuperación".

Consideró como un factor importante la posibilidad de lograr mayores consensos y acercamientos con la oposición política venezolana.

Agregó que la recuperación económica dependerá del alcance que puedan llegar a tener las medidas que anuncien Estados Unidos y la Unión Europea contra el país suramericano.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro ha denunciado que Venezuela padece una "persecución financiera internacional", ya que el sector financiero global bloquea las transacciones que intenta hacer el país, imposibilitando de ese modo las compras requeridas.

Ante ello, el gobierno venezolano implementó la criptomoneda "petro", la cual está respaldada en los recursos naturales venezolanos y funge como moneda digital y al mismo tiempo unidad de cuentas del país.

Delgado también consideró clave el proceso de expansión de la criptomoneda venezolana ya que, a su juicio, el éxito de la iniciativa serviría para aprovechar las riquezas naturales de ese país y al mismo tiempo evadir el bloqueo de las transacciones internacionales.

Por su parte, el investigador económico venezolano Luis Salas señaló que el balance sobre las medidas gubernamentales no es homogéneo.

Dijo que algunas cosas pueden considerarse positivas, como el aumento de la asignación de divisas vía DICOM (sistema de asignación de divisas) en un 400 por ciento con respecto al semestre anterior y, al igual que Delgado, consideró un avance la disponibilidad de dinero para la población.

Salas indicó a Xinhua que sin embargo "la hiperinflación se disparó, el salario está ya casi en los mismos niveles de pérdida del poder adquisitivo antes del 20 de agosto".

En su rol de investigador, Salas consideró difícil valorar la aplicación de las medidas dada la ausencia de estadísticas oficiales que permitan el estudio objetivo de la situación económica del país.

Para el experto, quien también fue ministro de Economía en el año 2016, el obstáculo más importante para la recuperación del país es la hiperinflación, ya que sin resolver el fenómeno no se puede avanzar en nada más.

"Es paradójico, porque la hiperinflación es un síntoma de problemas más profundos. Pero llegado un punto, pasa como con la fiebre cuando sube mucho, que, pese a ser un síntoma, si no se trata, crea problemas propios y no deja solucionar aquello que la causa", explicó.

Para Salas, los esfuerzos del gobierno de Venezuela para diversificar la producción y la generación de riquezas interna son esfuerzos buenos.

Pero también consideró que "en el corto plazo la única fuente de riqueza con la cual debemos contar y nos permitirá recuperarnos es el petróleo, todo lo demás, en el mejor de los casos, es a largo plazo".

Al respecto, es importante destacar que, según el informe de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) publicado hoy martes, Venezuela ha disminuido su producción petrolera por tercer mes consecutivo, produciendo 69.000 barriles diarios menos que en el pasado mes de agosto. Fin