BEIJING, 8 nov (Xinhua) -- El presidente de China, Xi Jinping, sostuvo hoy jueves en Beijing conversaciones con su homólogo cubano, Miguel Díaz-Canel, quien se encuentra de visita en China, y pidió a los dos países que aprecien su amistad tradicional y escriban un nuevo capítulo en la cooperación amistosa entre China y Cuba.

Xi dio la bienvenida a la primera visita de Estado de Díaz-Canel a China y pidió al presidente que transmita sus cordiales saludos a Raúl Castro, quien es el primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Al aclamar a Cuba como un gran país, Xi dijo que se ha ganado el respeto del mundo al insistir en su propio camino de desarrollo a pesar de las dificultades y los obstáculos durante el medio siglo pasado.

Como países socialistas, China y Cuba son buenos amigos, camaradas y hermanos, afirmó Xi, quien agregó que esto es un hecho probado y la relación ha resistido la prueba del tiempo y los cambios en la situación internacional.

"El pueblo chino nunca olvidará que Cuba, encabezada por el camarada Fidel Castro, fue la primera nación en el hemisferio occidental en establecer relaciones diplomáticas con China hace 58 años", declaró Xi, quien expresó gratitud al Partido Comunista de Cuba y al pueblo cubano por su firme apoyo a China en la salvaguardia de la soberanía y en el desarrollo del país.

Xi recordó sus dos visitas a Cuba y las conversaciones profundas que tuvo con Fidel Castro, e instó a los dos países a que "aprecien doblemente la amistad forjada y cultivada por las viejas generaciones de líderes, la hereden y desarrollen y escriban conjuntamente un nuevo capítulo de la cooperación amistosa bilateral".

Xi valoró la determinación inquebrantable del partido, gobierno y pueblo cubanos para desarrollar las relaciones bilaterales y dijo que ambas partes necesitan tener un plan general desde una perspectiva de largo plazo para promover el desarrollo profundo de las relaciones China-Cuba.

También pidió a ambos países consolidar más la confianza y apoyo mutuos, llevar a cabo una cooperación de ganar-ganar y fortalecer los intercambios sobre gobernanza.

Los dos países deben seguir apoyándose mutuamente en asuntos concernientes a los intereses fundamentales y principales preocupaciones, dijo Xi, quien agregó que China apoya firmemente a Cuba en la salvaguardia de su soberanía nacional y en la elección de un camino socialista que se ajuste a su situación nacional.

China está convencida de que con el fuerte liderazgo de Raúl Castro, Díaz-Canel y otros líderes, Cuba seguramente alcanzará nuevos logros, afirmó Xi.

Xi dijo que China aprecia la contribución de Cuba a las relaciones entre China y los países latinoamericanos y caribeños y que le gustaría mantener una estrecha coordinación con Cuba sobre importantes asuntos internacionales y regionales.

China da la bienvenida a la participación de Cuba en la construcción de la Franja y la Ruta, dijo Xi, quien exhortó a ambas partes a fortalecer la cooperación en las áreas de comercio, energía, agricultura, turismo y manufactura biofarmacéutica.

Al señalar que antes de llegar a Beijing Díaz-Canel visitó la primera Exposición Internacional de Importaciones de China que se lleva a cabo en Shanghai, Xi alentó a Cuba a hacer el mejor uso de la exposición para expandir sus exportaciones a China.

"La cooperación de China con Cuba sigue el principio de perseverar en la justicia y buscar intereses compartidos", mencionó Xi, quien añadió que China "apoyará a Cuba en todos los aspectos en que podamos apoyar".

También pidió intercambios entre pueblos y culturales para promover el entendimiento y la amistad mutuos entre chinos y cubanos, especialmente para los jóvenes.

Díaz-Canel, quien llegó el martes a Shanghai para empezar su visita de Estado de tres días a China, dijo que Cuba aprecia el apoyo duradero de China y que la nueva generación de líderes cubanos continuará firmemente la amistad tradicional con China.

Indicó que Cuba admira los logros que China ha alcanzado y que está sumamente de acuerdo con las ideas de desarrollo presentadas en el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China.

Cuba está dispuesta a aprender de China para actualizar su modelo económico y social nacional y para promover la causa de la construcción socialista, declaró Díaz-Canel, pidiendo a los dos países que mantengan los intercambios de alto nivel y el diálogo político, refuercen los intercambios en comercio, educación y cultura y fortalezcan la comunicación y la coordinación en asuntos internacionales.

Antes de las conversaciones, Xi encabezó una ceremonia de bienvenida en honor de Díaz-Canel en el Gran Palacio del Pueblo en Beijing.

Después de las conversaciones, los dos líderes presenciaron la firma de una serie de documentos.

También hoy jueves, el primer ministro chino, Li Keqiang, se reunió con Díaz-Canel.

Al indicar que China siempre persiste en una actitud abierta y en principios de ganar-ganar para promover la cooperación con Cuba, Li dijo que China está lista para fortalecer la cooperación bilateral en áreas importantes, incluyendo energía nueva, comunicación informática y farmacia biológica.

El gobierno chino apoya a sus empresas para que inviertan y se desarrollen en Cuba y desea importar más productos con ventajas singulares de Cuba, dijo Li, quien también expresó la disposición a promover la cooperación en conocimiento y la comunicación de experiencia de desarrollo con Cuba.

Li Zhanshu, presidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional, también se reunió con Díaz-Canel el mismo día e instó a una mayor cooperación entre las legislaturas de los dos países. Fin