Washington, 8 nov (PL) El autor del tiroteo que dejó 12 muertos en un bar de Thousand Oaks, condado de Ventura, California, fue identificado hoy como Ian David Long, de 28 años de edad y exmiembro del Cuerpo de Infantería de Marina.

Al parecer, Long, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado dentro del Borderline Bar and Grill, se suicidó, afirmó a la televisora CNN Geoff Dean, alguacil de Ventura.

De acuerdo con Dean, los oficiales encontraron en la escena del crimen una pistola Glock calibre 45, que fue comprada de manera legal.

Ese tipo de arma, explicó, contiene usualmente 10 balas, y otra más en la recámara, pero el criminal usó una con dicho dispositivo extendido.

Por otra parte, el alguacil expresó que desconocía los motivos del criminal para cometer la masacre y sus posibles conexiones con el bar, donde había unas 100 personas en el momento del tiroteo anoche sobre las 23:30 hora local (02:30 en esta capital).

Señaló que Long tuvo antes varios contactos con la policía, y en abril pasado cuando oficiales respondieron a un disturbio en su casa lo hallaron algo furioso y actuando de manera irracional.

Registros del Departamento de Defensa indican que Long estuvo en servicio activo en el Cuerpo de Marines desde agosto de 2008 hasta marzo de 2013.

Entre las víctimas mortales, a las cuales se suman varios lesionados, se encuentra el sargento Ron Helus, uno de los primeros en llegar al lugar del fatal suceso en respuesta a una llamada al número de emergencia 911 debido a los disparos.

Comencé a escuchar estos grandes sonidos. Probablemente fueron tres o cuatro, me caí al suelo, contó el testigo John Hedge.

'Este tipo (Long, vestido de negro y con gafas) salió de la nada con un arma y le disparó a personas en Thousand Oaks. Y eso es lo que realmente me sorprende, es un área realmente segura', subrayó Holden Harrah.

Oí un disparo, me di vuelta y lo vi disparar un par de veces más, puntualizó Teylor Whittler, estudiante de la Universidad Luterana de California.

Varios testimonios sostienen que la gente se dejó caer al suelo, se escondió y saltó sobre muebles, y hasta rompió ventanas para salir del bar.

Desde su cuenta personal de la red social Twitter, el presidente estadounidense, Donald Trump, agradeció a las fuerzas del orden por su respuesta al letal suceso.

Me han informado completamente sobre el terrible tiroteo en California. La policía y los socorristas, junto con el Buró Federal de Investigaciones, están en escena, escribió el mandatario republicano.

Dios bendiga a todas las víctimas y sus familias. Gracias a las fuerzas de aplicación de la ley, expuso.