Washington, 11 oct (PL) El huracán Michael se degradó a tormenta tropical a su paso por Estados Unidos, donde se reportan dos muertes a causa del organismo que sigue provocando hoy grandes daños en territorios del sureste del país.

De acuerdo con la cadena CBS News, los oficiales de emergencia del condado de Seminole, en Georgia, confirmaron que un niño murió cuando un árbol cayó sobre una casa durante la tormenta.

La sargento Anglie Hightower, portavoz de la Oficina del Alguacil del Condado de Gadsden, Florida, había informado anteriormente a la televisora NBC News que un hombre falleció debido también a la caída de un árbol sobre una residencia en la localidad de Greensboro.

El Centro Nacional de Huracanes indicó que Michael, que tocó tierra ayer en Florida con categoría cuatro en la escala Saffir-Simpson de un máximo de cinco, se convirtió en tormenta tropical en el centro-sur de Georgia, y a las 02:00, hora local de este jueves, tenía vientos máximos sostenidos de 95 kilómetros por hora.

A pesar del debilitamiento, las autoridades advierten que el organismo ciclónico podría seguir afectando ese estado hasta la noche de hoy y provocar daños por el viento, las lluvias y posibles tornados breves.

Fotografías y videos difundidos en medios de prensa y redes sociales dan cuenta de la devastación causada por el huracán la región del Panhandle de Florida, donde tocó tierra en la tarde de este miércoles con vientos máximos sostenidos de 250 kilómetros por hora.

La televisora CNN difundió un video filmado por el cazador de tormentas Mike Theiss en Panama City, en el cual se observa un tren que fue arrojado fuera de sus rieles. 'Esa es probablemente una de las demostraciones más impresionantes del poder del viento que he visto después de un huracán', expresó el hombre.

Varias imágenes también muestran las catastróficas inundaciones en localidades de Florida como Mexico Beach, donde tocó tierra, San Marcos, Cedar Key y Port St. Joe.

El diario The New York Times describió que en Mexico Beach hay franjas de escombros destrozados donde una vez se levantaron casas, en tanto muchas estructuras se inundaron hasta sus techos; mientras en Panama City las calles estaban bloqueadas por ramas de árboles derribadas y enredos de líneas eléctricas.

Según los servicios públicos y la gestión de emergencias, casi 390 mil clientes quedaron sin electricidad en Florida, en tanto unos 170 mil estaban en iguales condiciones en Georgia y cerca de 60 mil en Alabama.

Michael se mueve hacia el norte rápidamente, a 28 kilómetros por hora, y se espera que mantenga su velocidad sobre Georgia para luego acelerarse hasta la noche de este jueves a través de Carolina del Sur y del Norte, para salir a la costa del Atlántico medio el viernes.