BRASILIA, 10 oct (Xinhua) -- El Ministerio Público Federal de Brasil confirmó hoy que abrió una investigación contra el economista Paulo Guedes, consejero económico del candidato presidencial Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), por sospechas de fraude en la gestión de fondos de pensión.

La información había sido revelada por el diario "Folha de Sao Paulo", que publicó un detallado informe sobre la presunta gestión fraudulenta y temeraria al frente de fondos de pensión ligados a empresas públicas que habrían recibido hasta 1 billón de reales entre 2009 y 2013.

También es investigada la emisión y negociación de títulos inmobiliarios sin garantías.

Entre los fondos de pensión que habrían sido administrados por Guedes están la Funcef, del banco estatal Caixa Económica Federal; Postalis, de Correos; Previ, del Banco do Brasil, y BNDESPar, del estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social.

La investigación fue abierta sobre la base de informes de la Superintendencia Nacional de Previsión Complementaria (Previc), que mencionan indicios de fraudes en los aportes hechos por los fondos de pensión a dos fondos de inversión creados por la BR Educativa Gestora de Activos, empresa de Guedes.

La investigación es conducida por la fuerza de trabajo Greenfield, responsable de averiguar desvíos en los principales fondos de pensión del país sudamericano.

Según los informes de Previc, revelados por "Folha", los aportes en los fondos pueden haber generado una ganancia excesiva a Guedes.

En uno de los fondos, que recibió cerca de 400 millones de reales (106 millones de dólares), Guedes ganó el 1,75 por ciento sobre el valor aportado por los fondos de pensión poco después de la inversión.

Este mismo fondo, según Previc, invirtió los valores recibidos de los fondos de pensión en una empresa, la HSM Educacional, que era controlada por el propio Guedes.

Previc también vio indicio de irregularidades en el hecho de que HSM Educacional, luego de recibir los valores adquirió de un grupo argentino el 100 por ciento de participación de la empresa HSM de Brasil, dedicada a proyectos educativos y conferencias.

Como no era una empresa listada en la Bolsa, la inversión se hizo teniendo como base un laudo producido por otra empresa.

Aunque el laudo apuntó la viabilidad de la inversión, la empresa que recibió el aporte registró perjuicio, principalmente, a causa de la remuneración de conferencistas.

Con el pago de ese tipo de servicio, entre 2011 y 2012, la empresa gastó 11,9 millones de reales (3,17 millones de dólares), en la misma época en que Guedes viajó realizando conferencias.

El Ministerio Público quiere averiguar si el asesor económico de Bolsonaro recibió parte de esos valores.