LA HABANA, 24 sep (Xinhua) -- El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, resaltó este lunes en Nueva York la noble lucha del exmandatario de Sudáfrica, Nelson Mandela, por la justicia y la igualdad, y manifestó que resta mucho para hacer realidad los sueños del insigne luchador antiapartheid, informó la prensa cubana.

En la sesión inicial de la Cumbre de Paz convocada por las Naciones Unidas para homenajear a Mandela en el centenario de su natalicio, Díaz-Canel expresó que Cuba rinde tributo al "rebelde que se vio obligado a luchar contra la injusticia cuando le cerraron los caminos pacíficos, al preso político, al defensor de los derechos humanos y de los derechos de su pueblo".

Mandela fue un "político que cambió la historia", acotó el presidente cubano, cuya intervención fue trasmitida en vivo por la televisión oficial cubana.

Al exhortar a la comunidad internacional a honrar a Mandela "de verdad, plenamente", Díaz-Canel afirmó que Cuba se honra al recordar que compartió sus luchas, "en la primera línea de combate", junto con los pueblos de Angola y de Namibia en sus luchas por la independencia contra las tropas racistas sudafricanas.

"La herencia cultural del continente africano en la idiosincrasia de los cubanos es innegable. Nos inspiraron su valentía, nobleza, sabiduría y capacidad de resistencia", dijo.

En su primer discurso en la sede de la ONU en Nueva York, Díaz-Canel llamó la atención sobre los recientes anuncios del aumento del gasto militar, que lanzará al planeta a una nueva carrera armamentista, "en detrimento de los ingentes recursos que se necesitan para construir un mundo de paz".

"No puede haber desarrollo sin paz y estabilidad, ni paz y estabilidad sin desarrollo. No puede haber paz y seguridad para pueblos con altos niveles de pobreza, con hambre crónica y malnutrición, insalubridad y escaso acceso al agua potable, analfabetismo, altos índices de mortalidad infantil, muertes por enfermedades prevenibles y baja esperanza de vida", acotó.

Precisó que para lograr un mundo en el que impere la paz y la solución pacífica de los conflictos, "urge atender las causas raigales que los generan".

Al denunciar que "la filosofía de la dominación amenaza la paz internacional", subrayó que Cuba hace suya la frase de Mandela: "Nosotros también queremos ser dueños de nuestro propio destino".

"Mucho queda aún por conquistar para hacer realidad los sueños de Mandela. El único tributo digno a su memoria es impulsar el desarrollo de las naciones en desventaja. Actos más que palabras. Cooperación, no intervención. Solidaridad, no saqueo", sentenció.

La reunión plenaria de alto nivel para rendir tributo a Mandela forma parte de la agenda del 73° período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que iniciará mañana martes el debate general donde se espera que intervengan más de un centenar de jefes de Estado y Gobierno.

El presidente cubano, que tomó posesión del cargo en abril último, tiene previsto hablar el miércoles en la máxima instancia de la ONU, discurso en el que, según anunció a su llegada a Nueva York, reiterará el reclamo por el levantamiento de la "política aberrante del bloqueo" económico impuesto por Estados Unidos a Cuba hace más de 55 años.

Díaz-Canel también se entrevistará con el secretario general del organismo internacional, Antonio Guterrez.

La agenda de trabajo en Estados Unidos incluye, además, reuniones con empresarios locales, así como con miembros de la comunidad cubana en la nación norteña e integrantes de la red de solidaridad con Cuba. Fin