Teherán, 22 sep (PL) El presidente de Irán, Hasan Rohani, prometió hoy una respuesta aplastante contra quienes apoyan a terroristas, al comentar un ataque que causó la muerte a 29 personas y heridas a casi 60.

A la menor amenaza la respuesta de la República islámica, será aplastante, y los responsables de los crímenes deben pagar por ello, enfatizó el jefe del Estado persa en un mensaje por redes sociales.

Entre los asesinados durante el desfile militar en la suroccidental provincia de Ahvaz había combatientes del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica y mujeres y niños que observaban la parada.

El vicegobernador de la provincia de Juzestán, Ali Hosein Hoseinzadeh, confirmó la muerte de tres de los cuatro asaltantes y el arresto de un cuarto.

También por internet, el canciller Mohammed Yavad Zarif, culpó a un régimen extranjero sin identificarlo con el sangriento episodio.

'Terroristas reclutados, entrenados, armados y pagados por un gobierno foráneo atacaron en Ahvaz. Niños y periodistas entre las bajas. Irán conoce a los patrocinadores del terror en la región y sus amos estadounidenses. Irán responderá rápida y decisivamente en su defensa', subrayó.

Mientras el comentarista político iraní, Mostafa Koshcheshm, ratificó la acusación emitida por el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica contra el movimiento separatista Ahwazi, nutrido, apoyado y entrenado por Arabia Saudita, señaló.

Ese grupo terrorista operó durante los últimos años con la intención de cortar y separar la provincia de Juzestan, rica en recursos energéticos, denunció Koshcheshm.

'Se llaman a sí mismos nacionalistas árabes, pero sabemos que tienen vínculos con Mujahedin-e-Khalq', un grupo iraní exiliado, acusado de matar a miles de civiles y funcionarios del país', agregó.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas del ataque y apuntó que Moscú estaba listo para cooperar en la lucha contra el terrorismo.