Por Carlos Acat y Juan Limachi

LIMA, 17 ago (Xinhua) -- Perú es escenario ideal para desarrollar la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China, afirmó el ministro peruano de Comercio Exterior y Turismo, Rogers Valencia.

"China es el principal socio comercial de Perú, por lo que existe un volumen de comercio importante que podría ser aprovechado por esta iniciativa", dijo Valencia en una entrevista con Xinhua.

Según el ministro, otra de las razones es que Perú tiene 20 acuerdos de libre comercio con más de 50 países, lo cual permite que alrededor del 90 por ciento de sus exportaciones ingrese a otros mercados sin pagar aranceles.

Explicó que Perú también tiene una posición geográfica privilegiada, al encontrarse en el centro de Sudamérica y de cara al Pacífico.

"Esto permitiría que a través de la Iniciativa de la Franja y la Ruta se puedan crear rutas de comercio que conecten con otros países de la región, aprovechando la posición estratégica de Perú", subrayó.

Valencia resaltó que China y Perú mantienen un dinámico intercambio comercial que se incrementó desde la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) hace ocho años.

"Sugerimos que se aproveche el excelente vínculo que existe entre Perú y China y que se tome ventaja del importante flujo comercial que existe gracias al TLC que ambos países mantienen vigentes desde el 2010", anotó.

El ministro peruano puntualizó que existen fundamentos válidos para asegurar que la Iniciativa de la Franja y la Ruta pueda desarrollarse en un mercado como el peruano, que tiene fuertes vínculos económicos, sociales y culturales con China.

Al respecto, el embajador y ex canciller peruano, Oscar Maúrtua, sostuvo que en el campo del desarrollo de proyectos China tiene una valoración positiva de Perú como destino de inversiones, que promoverá el aumento de la cooperación en el ámbito de la infraestructura.

Según el diplomático, los dos países tienen la oportunidad de profundizar sus relaciones bilaterales en el marco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

"Perú y China tienen diversos mecanismos de cooperación económica para profundizar la cooperación en capacidad de producción en las áreas de minería, energía y construcción de infraestructura", precisó.

Por su parte, el economista e historiador Luis Vásquez aseguró que en la actualidad no hay otra propuesta interesante de desarrollo y de cooperación para los países emergentes como la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

"Solo a partir de una nueva plataforma de desarrollo que incluya tanto lo más avanzado de la ciencia y de la tecnología, como de grandes obras de infraestructura en comunicaciones, energía y nuevas ciudades, se encenderá la chispa de la industrialización en Perú", subrayó.

De acuerdo con Vásquez, la construcción de grandes obras de infraestructura, en las que tiene experiencia China, sobre todo de comunicación, es vital para superar la desintegración que existe en Perú debido a su geografía accidentada.

"Perú y el continente americano es un conjunto de regiones no conectados y que no ha podido generar un mercado interno, que nos permita aprovechar las oportunidades ofrecidas por China", explicó.

Vásquez, quien es ejecutivo del Instituto Schiller-Perú, también resaltó que la Iniciativa de la Franja y la Ruta con el lema "ganar-ganar" tiene que ser difundida en las aulas académicas de economía.

"El reto que significa esta iniciativa implica volver a los verdaderos principios de la ciencia económica, que entiende que la verdadera riqueza de las naciones no es la simple acumulación de dinero, sino el aumento de las capacidades cognoscitivas y creativas", resaltó.

Subrayó que cuando se hace crecer la "torta de la economía" con base en revoluciones de infraestructura, la ciencia y la tecnología de una nación en el mundo, habrá cada vez "más torta" para repartir entre todos. Fin