SANA, 9 ago (Xinhua) -- Al menos 43 civiles murieron hoy, principalmente niños, cuando los bombardeos de la coalición encabezada por Arabia Saudí alcanzaron autobuses en la provincia de Saada, norte de Yemen, señaló el director de la Oficina de Salud de Saada, Yahya Shayem.

"Un total de 43 personas, principalmente estudiantes menores de 10 años de edad, murieron y 64 resultaron heridos cuando dos bombardeos encabezados por saudíes alcanzaron autobuses de pasajeros en el mercado popular de Dhahyan", dijo a Xinhua Shayem, quien añadió que "las víctimas eran principalmente alumnos que iban de camino a una escuela de verano en Dhahyan".

Por otra parte, el jefe de la delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Yemen, escribió en un tuit que "varios murieron y aún más resultaron heridos, la mayoría menores de 10 años", después del ataque contra un autobús en el mercado de Dhahyan.

La organización enfatizó que "los civiles deben ser protegidos durante un conflicto de conformidad con la ley humanitaria internacional".

Pero la televisión Al Arabiya de propiedad saudí citó un comunicado de la coalición encabezada por los saudíes que indicó que "los bombardeos de hoy estaban dirigidos contra los rebeldes hutíes aliados de Irán quienes dispararon el miércoles un misil balístico contra una ciudad comercial saudí en la región fronteriza de Jazan".

En respuesta, el vocero hutí Mohammed Abdulsalam se burló del comunicado de la coalición y lo describió como "absolutamente ridículo".

"Mataron a alumnos que se dirigían a la escuela . Este es un crimen de guerra", escribió Abdulsalam en un tuit.

Los comentarios del vocero hutí se produjeron al mismo tiempo que los aviones de guerra de la coalición atacaban 11 veces la capital, Saná, controlada por hutíes. No hay reportes de víctimas todavía. Los bombardeos alcanzaron la Plaza Sabeen y dos campamentos militares en Saná.

El ataque de Saada fue el más reciente en una serie de bombardeos contra civiles lanzados por la coalición dirigida por saudíes contra Yemen.

La semana pasada, la coalición atacó la entrada del hospital Al Thawray y el mercado de pescado adyacente en la ciudad portuaria de Hodeidah del mar Rojo de Yemen, mató a 52 civiles e hirió a 102 más.

Este país árabe empobrecido ha estado sumergido en una guerra civil desde que los rebeldes hutíes invadieron gran parte de Yemen militarmente y ocuparon todas las provincias norteñas en 2014, incluida la capital Saná.

Más de 10.000 yemeníes, principalmente civiles, han muerto en la guerra y unos tres millones han sido desplazados.