MEXICO, 16 jul (Xinhua) -- La investigación por el desplome de un avión de Global Air en mayo pasado en Cuba, con saldo de 112 personas muertas, apunta a que el accidente fue consecuencia de una fallida maniobra de los pilotos, informó hoy lunes la aerolínea mexicana.

El director general de Global Air, Manuel Rodríguez Ocampo, expuso en un comunicado que los datos obtenidos de las cajas negras revelaron que la tripulación hizo un despegue con un ángulo de ascenso muy pronunciado, lo que creó una "falta de sustentación" que provocó el desplome del avión.

La aeronave Boeing 737, que la aerolínea mexicana arrendaba a Cubana de Aviación, se precipitó a tierra el 18 de mayo instantes después de que despegó del aeropuerto de La Habana rumbo a la oriental ciudad de Holguín, con 113 personas a bordo.

El directivo detalló que la pesquisa reprodujo las maniobras de la tripulación en una reconstrucción del vuelo hecha en un simulador, a partir de los datos que, aseguró, se extrajeron exitosamente de las cajas negras.

"Estos datos revelan que la tripulación despegó la aeronave con un ángulo de ascenso muy pronunciado, creando una falta de sustentación que trajo como consecuencia el desplome de la aeronave", apuntó en el comunicado de tres páginas que divulgó en las redes sociales de la aerolínea.

Destacó que la investigación es comandada por el Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC), la Dirección General de Aeronáutica Civil de México (DGAC), la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) y la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés), ambas de Estados Unidos.

Las compañías Boeing y Pratt and Whitney también participan en la pesquisa como fabricantes del avión y de sus motores, respectivamente, dijo Rodríguez Ocampo.

"La empresa ha venido asumiendo su compromiso con las víctimas de este lamentable accidente, y contribuyendo para que se esclarezca el motivo del mismo hasta las últimas consecuencias", agregó.

Rodríguez Ocampo aprovechó el anuncio para asegurar que la suspensión de operaciones y verificación técnico administrativa mayor extraordinaria a la que fue sujeta Global Air por parte de la DGAC mexicana, son ilegales y sin sustento.

La autoridad mexicana realizó las acciones luego de que la prensa recogió declaraciones de dos ex empleados de la aerolínea sobre las condiciones de las aeronaves que resultan "inverosímiles" e "irresponsables", acusó el directivo.

Apuntó que por "el fallo humano" perdieron la vida personas en el accidente aéreo, pero que por una "incompetencia y mala fe" de funcionarios y de dos ex trabajadores se está matando el empleo de 70 familias.

"Nuestra empresa da fiel cumplimiento a las leyes aeronáuticas de cada país en que opera, incluido México, que aparte son regulaciones obligatorias internacionales, al ser una empresa mexicana que trabaja en el extranjero", sostuvo.

Global Air opera desde 1990 mediante vuelos charter y renta de aviones a nivel nacional e internacional, según sus datos e información del gobierno mexicano.

La aerolínea arrendaba a Cubana de Aviación el avión desde una semana antes del accidente, entre cuyas víctimas fatales figuró la tripulación mexicana y una pasajera también originaria de México. Fin