RIO DE JANEIRO, 11 jul (Xinhua) -- Investigadores brasileños desarrollaron una molécula sintetizada que abre el camino para la elaboración de un nuevo medicamento contra la malaria, según un informe difundido hoy miércoles por la estatal Agencia Brasil.

La molécula puede matar el parásito e incluso la cepa resistente a los medicamentos actuales contra el tratamiento de la malaria, según las pruebas realizadas en ratones infectados con la enfermedad.

"Necesitamos una molécula que sea potente para matar el parásito y conseguimos, finalmente, una que sea lo bastante potente, de baja concentración (...) Lo más importante es que conseguimos hacer que la molécula fuera selectiva, que matara el parásito", sin matar o afectar células humanas, explicó el investigador Rafael Victorio Carvalho.

El profesor del Instituto de Física de Sao Carlos de la Universidad de Sao Paulo aseguró que la molécula sintetizada tiene un gran potencial para que en el futuro podamos tener un nuevo medicamento contra la malaria.

La molécula fue desarrollada en el Centro de Investigación e Innovación en Biodiversidad y Fármacos de Brasil, con apoyo financiero del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico.

Los estudios han demostrado que la molécula ha presentado una selectividad y baja toxicidad, al actuar sólo en el parásito que causa la malaria y no en otras células de la persona infectada.

Durante las investigaciones, los científicos descubrieron que la molécula no solamente mataba el parásito en la sangre, sino también en el hígado, además de matar cepas resistentes a los principales medicamentos contra la malaria.

"Conseguimos ver que la malaria, por ser un parásito que ya está aquí desde hace bastante tiempo, consigue generar resistencia a los medicamentos actualmente en uso. Por esto, necesitamos nuevos tratamientos", indicó Carvalho.

"Probamos contra cepas resistentes al parásito, aquellas que ya no son sensibles al medicamento, y conseguimos mostrar que esta molécula también conseguía matar estos parásitos resistentes", agregó el científico.

"El grupo (de ratones) no tratado moría en unos 15 o 20 días, y los ratones que fueron tratados sobrevivieron durante los 30 días del experimento, mostrando que la molécula era lo bastante tolerada por el organismo y no llegó a ser tóxico", detalló el investigador.

"El grupo tratado, además de haber sobrevivido durante este periodo del estudio, tenía una reducción de la carga de parásitos en la sangre", mencionó.

La molécula debe pasar todavía varias etapas y años de estudios y pruebas antes de ser aplicada en humanos.

Según Carvalho, pueden transcurrir de 10 a 15 años hasta que se produzca un medicamento con la molécula y sea probado en humanos.

La malaria es una enfermedad infecciosa febril aguda transmitida por la hembra del mosquito "Anopheles", la cual mata a unas 445.000 personas al año, principalmente en Africa, según la Organización Mundial de la Salud. Fin