Por René Quenallata Paredes

LA PAZ, 11 jul (Xinhua) -- La multiplicación de partidos políticos en Bolivia desde hace más de una década y las dificultades de plantear una alternativa para enfrentar al oficialismo, liderado por el presidente Evo Morales, denotan la división de la oposición, afirmaron politólogos.

A esta condición se suma la variedad de líderes y el pasado político de muchos de sus referentes desde hace más de una década.

"De mantenerse esta división en la oposición, en los comicios de 2019 seguramente se tendrá una nueva victoria electoral de Evo Morales, porque no se muestra una opción política sólida aglutinadora", dijo a Xinhua el analista político Carlos Cordero.

El politólogo manifestó que la ausencia de un eje articulador en la diversa oposición en el país facilitó el camino para las victorias de Morales y su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS).

MAS y Morales ya hablan de ganar una nueva elección, después de que el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) decidió el 28 de noviembre de 2017, que el límite de dos mandatos establecido por la Constitución de Bolivia viola los "derechos políticos" del presidente.

El TCP habilitó entonces a Morales y a todas las autoridades a poderse postular nuevamente con posibilidad de la reelección.

El presidente boliviano cumple su tercer mandato, tras asumir la presidencia por primera vez en 2006, ser reelecto en 2009 y asumir en 2010, y ganar nuevamente las elecciones en 2014.

Morales ganó de esta manera tres comicios presidenciales, todos con más del 50 por ciento de los votos, lo que no sucedía en la historia boliviana.

Desde 2005 hasta la fecha, su única derrota en las urnas se dio en el referendo constitucional en febrero de 2016, donde el 51 por ciento de los bolivianos votó en contra de que Morales pudiera estar en el cargo una vez más, frente al 49 por ciento que lo respaldó para una posible reelección.

Aquel traspié quedó atrás por el fallo del TCP, que determinó la posibilidad de que Morales se pudiera habilitar como candidato.

El pasado 8 de julio, el MAS ratificó la postulación del binomio compuesto por Morales para la presidencia y Alvaro García Linera para la vicepresidencia en las elecciones de 2019.

El MAS acordó además que representantes de sectores sociales, así como autoridades, intensifiquen la inscripción y reinscripción de militantes.

Al menos 22 organizaciones políticas se preparan para hacerle frente al partido de gobierno MAS en las elecciones de 2019.

De acuerdo con datos del Tribunal Supremo Electoral (TSE), 14 partidos están en trámite de personería jurídica y nueve ya tienen ese aval, entre ellos, el oficialista MAS.

"Está claro que más de la mitad de estos partidos tiene líderes visibles con aspiraciones presidenciales. Eso le favorece al MAS, porque logra la división del voto opositor en favor de Morales, que tiene un voto duro de al menos 40 por ciento, lo que aseguraría su reelección", aseveró Cordero.

Desde la perspectiva del analista, los representantes que pretenden ser candidatos son el alcalde de la ciudad de La Paz, Luis Revilla, así como el gobernador de Santa Cruz (este), Rubén Costas.

Se encuentran también el gobernador de La Paz, Félix Patzi, y los ex presidentes Jorge Quiroga (2001-2002) y Carlos Mesa (2003-2005).

Otros de los visibles que pueden ser candidatos son el opositor y empresario Samuel Doria Medina, el indianista Felipe Quispe, el ex vicepresidente Víctor Hugo Cárdenas (1993-1997) y el también ex presidente boliviano, Jaime Paz Zamora (19891993).

Cordero consideró que los dirigentes de la oposición se unen coyunturalmente cuando se trata de algún pronunciamiento, pero operativamente "nuca fueron capaces de construir un solo proyecto, porque hay ambiciones sectarias".

Por su parte, la politóloga y diputada opositora, Jimena Costa, expresó a Xinhua que mientras no haya una alternativa y liderazgo que una a todas las corrientes opositoras, se favorecerá las aspiraciones del oficialismo.

"No es prematuro hablar de las elecciones de 2019, porque el MAS ya está en campaña y ratificó su binomio, pese a los intentos de los opositores y colectivos ciudadanos por impedir la nueva repostulación de Morales", manifestó.

La politóloga añadió que los referentes opositores le siguen el juego político al oficialismo en desmedro de la aparición de una alternativa política que le haga frente al oficialismo. Fin