Managua, 16 jun (PL) Los participantes del diálogo nacional por la paz en Nicaragua lamentaron hoy la muerte de siete personas, incluidos tres niños, en un incendio provocado en esta capital.

El presidente de la Conferencia Episcopal, Leonardo Brenes, expresó su pesar por los hechos y condenó la violencia que persiste en este país, al iniciar la sesión plenaria de la mesa de diálogo entre el gobierno y sectores opositores.

Asimismo el canciller Denis Moncada repudió esos actos terroristas perpetrados por grupos delincuenciales, según dijo, al leer un informe de la Policía Nacional y la Dirección General de Bomberos.

Moncada lamentó que aún después de los acuerdos tomados ayer sobre el cese de la violencia, continúe el asesinato de familias y acciones que ponen en riesgo a otros ciudadanos.

'La demanda de toda la población es poner fin a la violencia, retomemos las sendas y los caminos de tranquilidad y convivencia pacífica', exhortó el jefe de la diplomacia nicaragunese.

Por su parte, Luis Andino, dirigente de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua, también repudió el asesinato de dos pobladores por parte de individuos encapuchados y con armas de fuego, quienes se ensañaron con los ciudadanos y los quemaron en medio de la vía.

'Es increíble como estos delincuentes, financiados y promovidos por la derecha, preparan escenarios, asesinan y luego pretendan inculpar al gobierno. Nosotros condenamos estos crímenes de odio que pretenden boicotear la paz y el diálogo', reafirmó Andino, al exigir justicia.

De acuerdo con un comunicado de la policía, las víctimas realizaban labores de limpieza y eliminación de obstáculos en la vía y barricadas, junto a trabajadores de la Alcaldía municipal y agentes del orden.

Respecto al incendio, el hecho ocurrió a las 06:20, hora local, en una vivienda de tres pisos donde, además, funciona una fábrica de colchones con material altamente inflamable, en el barrio Carlos Marx.

Vecinos refieren que delincuentes encapuchados lanzaron bombas molotov y morteros al a vivienda, según informó la fuerza del orden.

Unidades de bomberos extinguieron las llamas, pero su labor fue entorpecida por ataques de grupos delincuenciales, acorde con la fuente.

Equipo técnico conformado por investigadores y peritos de criminalística realizan diligencias para el esclarecimiento de los hechos