Saná, 13 jun (PL) La Alianza de estados árabes que apoya al gobierno de Yemen inició hoy bombardeos aéreos y navales en respaldo de la operación Victoria de Oro, con el propósito de retomar la ciudad portuaria de Al Hudaydah.

Mientras aeronaves sauditas realizaron unos 18 ataques aéreos, las tropas gubernamentales avanzan en varias direcciones, entre ellas hacia el aeropuerto, ubicado a unos 30 kilómetros al sur de la ciudad, la cuarta mayor de Yemen, controlada por el movimiento hutí Ansar Allah.

Al comentar la situación desde Washington, el embajador saudita, Jaled bin Salmán, aseguró que la liberación de Al Hudaydah es vital dada la amenaza creciente que las milicias hutíes representan para la seguridad marítima en el mar Rojo, por donde pasa el 15 por ciento del comercio internacional.

En opinión de analistas regionales, la ofensiva sobre Al Hudaydah persigue principalmente cortar la entrada de suministros varios desde el exterior a las tropas hutíes, que controlan buena parte del noroeste de Yemen, incluida Sanaa.

Entre otros objetivos, las fuerzas del presidente Abd Rabbuh Mansur Hadi buscan desde 2016 controlar la franja costera del país con el mar Rojo al sur de Al Hudaydah, y el estratégico estrecho de Bab El Mandeb, algo que han logrado en su mayor parte.

Sin embargo, de modo general desde que en 2015 las fuerzas gubernamentales retomaron el control sobre el sureño puerto de Adén, no han logrado nuevos avances de carácter estratégico.

En ese sentido, argumentan, la recuperación de Al Hudaydah representaría un posible punto de giro en la guerra que devasta al país desde fines de 2014.

Por otra parte, varios actores internacionales alertaron de la catástrofe humanitaria que pudiera generarse de intensificarse las acciones militares en torno a esa ciudad, de aproximadamente medio millón de habitantes.

Estamos en contacto constante con todas las partes involucradas para negociar acuerdos que puedan resolver las preocupaciones políticas, humanitarias y de seguridad de todos los involucrados, aseguró el enviado especial de la ONU para Yemen, Martin Griffiths.

La ONU retiró a su personal internacional de Al Hudaydah el pasado lunes.

Según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Ravina Shamdasani, para fines de abril de 2018 desde el 16 de marzo de 2015 hasta el 10 de mayo de 2018, a causa de la guerra en Yemen han muerto seis mil 385 civiles, mientras otros 10 mil 47 fueron heridos.