Washington, 14 mar (PL) Mientras miles de estudiantes demandan hoy en Estados Unidos acciones concretas contra la violencia armada, la poderosa y polémica Asociación Nacional del Rifle (NRA) publicó una imagen del tipo de arma usada en un reciente tiroteo masivo.

'Controlaré mis propias armas, gracias', se lee en una publicación en Twitter del principal grupo de presión a favor de esos artefactos en el país.

Ese mensaje aparece escrito en una foto de un rifle AR-15, similar al utilizado hace un mes por el autor de la matanza que dejó 17 muertos e igual cantidad de heridos en una escuela secundaria de la ciudad de Parkland, Florida.

Junto a la imagen se agrega la etiqueta #2A, en referencia a la Segunda Enmienda constitucional de Estados Unidos, que establece el derecho de los ciudadanos de este país a portar armas.

El tuit generó numerosas reacciones, entre ellas las de personas favorables a los criterios de la NRA, la cual sostiene que abogar por mayor control de armas equivale a violar la mencionada enmienda, o que las enfermedades mentales son la causa de los tiroteos masivos.

Pero muchos internautas criticaron a la organización por su rechazo de cualquier norma que haga más estricto el acceso a esos artefactos.

'Es completamente posible tener control de armas y poseerlas al mismo tiempo. Eso es sentido común', escribió uno de los usuarios de Twitter, mientras otro expresó que la NRA ya no es grupo de seguridad para la caza y la posesión de armamento, sino 'un cobarde chillido para los fabricantes de armas y municiones'.

Otra de las respuestas a la imagen tuiteada por el lobby le señaló que siempre deja fuera la parte más significativa de la segunda enmienda, en la cual se habla de la necesidad de 'una milicia bien regulada'.

Ese mismo internauta llamó a prohibir armas de asalto y cargadores de gran capacidad, así como a contar con controles de antecedentes universales y aumentar la edad mínima establecida legalmente para adquirir un arma de fuego.

Medidas como esas son demandadas por los sobrevivientes del tiroteo del 14 de febrero y por los estudiantes que salieron hoy de sus aulas para realizar un paro de 17 minutos y otras acciones en honor a las víctimas de esa masacre.

La NRA ha reiterado su oposición a tales propuestas y ha sido blanco de frecuentes críticas por esa postura y por su influencia sobre los políticos del país, sobre todo republicanos, como el presidente Donald Trump, en cuya campaña la organización invirtió millones de dólares.

'Hey, hey, NRA, how many kids did you kill today?' (NRA, cuántos niños mataste hoy) gritaron estudiantes que se congregaron este miércoles frente al Trump International Hotel en Manhattan, Nueva York.