LONDRES, 12 feb (Xinhua) -- Los escándalos sexuales en Haití y Chad en los que se vieron involucrados cooperantes de la organización caritativa británica Oxfam cobraron su primera víctima de alto nivel hoy, cuando renunció la directora adjunta de la organización.

Penny Lawrence dijo en una declaración que asume toda la responsabilidad como directora de programa en el tiempo en que los trabajadores de Oxfam estaban en Chad y posteriormente en Haití después del terremoto que ocurrió allí en el 2010.

La renunciante agregó sentirse "avergonzada de que esto hubiera ocurrido durante mi periodo y asumo toda la responsabilidad".

Lawrence emitió la declaración cuando los ejecutivos de Oxfam están respondiendo a una demanda de información completa hecha por el Departamento de Desarrollo Internacional del gobierno británico, que ha amenazado con cancelar su paquete de financiamiento de miles de millones de dólares.

"En los últimos días hemos tenido conocimiento de las preocupaciones que fueron planteadas sobre el comportamiento del personal en Chad, así como en Haití, sobre el cual no actuamos adecuadamente. Ahora está claro que estas acusaciones, que involucran el uso de prostitutas y que se relacionan con la conducta del director del país y de miembros de su equipo en Chad, se plantearon antes de que se trasladara a Haití", dijo Lawrence.

"Lamento profundamente el daño y angustia que esto ha causado a los seguidores de Oxfam, al sector del desarrollo más amplio, pero sobre todo, a toda la gente vulnerable que confió en nosotros", agregó.

Mark Goldring, ejecutivo en jefe de Oxfam GB, dijo: "Respeto profundamente la decisión de Penny de aceptar la responsabilidad personal. Al igual que nosotros, ella está consternada por lo ocurrido y está decidida a hacer lo que sea mejor para Oxfam y para la gente a la que ayudamos y por la que existimos".

Lawrence se integró a Oxfam en febrero de 2006 como directora de programa y se convirtió en directora adjunta en 2016. Fin