Madrid, 12 ene (dpa) - El Gobierno español de Mariano Rajoy recurrirá ante la Justicia una posible investidura telemática del independentista Carles Puigdemont como jefe del Ejecutivo de Cataluña, confirmó hoy su portavoz, Íñigo Méndez de Vigo.

El también ministro aseguró en rueda de prensa que la intención del líder separatista catalán, quien propuso acceder al cargo por Skype desde Bélgica, es "una pretensión irrealizable" que va "contra los textos jurídicos y sobre todo contra el sentido común".

"Si eso que va en contra del entramado jurídico se produjera, no le quepa duda de que el Gobierno recurriría (...) sin ninguna vacilación", respondió a la pregunta de un periodista.

Méndez de Vigo aseguró que el reglamento del Parlamento de Cataluña no contempla la posibilidad de un debate de investidura en el que el candidato a la presidencia del Gobierno regional no esté presente.

"Es imposible que se asuman las funciones sin estar presente allí", apostilló.

Puigdemont se encuentra en Bélgica desde que fue destituido por Rajoy como jefe del Gobierno catalán en el marco de una serie de medidas para tratar de frenar su proyecto para la independencia de Cataluña.

En las elecciones regionales del 21 de diciembre, convocadas también por Madrid, fue el candidato separatista más votado, pero la orden de detención que pesa sobre él en España dificulta su regreso a Cataluña y, por tanto, su asistencia al debate de su propia investidura.

Hoy, Puigdemont tiene previsto reunirse en Bruselas por primera vez con su grupo parlamentario de la coalición Junts per Catalunya para abordar esta cuestión, después de llegar a un acuerdo de mínimos con sus ex socios de Esquerra Republicana para facilitar su nombramiento como "president" catalán.

En su intervención en Madrid, Méndez de Vigo defendió también las medidas tomadas por su Gobierno para intervenir la autonomía de Cataluña y destituir al Ejecutivo de Puigdemont. Aseguró que han servido para "frenar y revertir" la crisis en la región, una de las más importantes de las últimas décadas en España.

"Antes o después cae el peso de la realidad", dijo en referencia a las renuncias de esta semana por parte de políticos separatistas, como la ex presidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell, quien anunció que no repetirá en el cargo, o el ex jefe del Gobierno regional Artur Mas, quien abandonó la presidencia de su partido.

"La realidad es que los secesionistas no han conseguido ninguno de sus objetivos, solo hacer daño a los catalanes", dijo Méndez de Vigo.