El presidente cubano, Raúl Castro (d), su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro (c), y Miguel Díaz Canel (i), primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, participan durante el acto en conmemoración del 13 aniversario de la fundación de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), en La Habana, Cuba, el 14 de diciembre de 2017.(Xinhua/Joaquín Hernández)

LA HABANA, 14 dic (Xinhua) -- El XVI Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP) ratificó este jueves en la capital cubana de La Habana, la voluntad de consolidar la unidad y colaboración entre los países miembros.

"Perseguimos la unidad en la diversidad de la región, a través de la concertación política, sobre la base de los postulados de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz", indicó la declaración final del encuentro.

El documento fue leído por el canciller cubano Bruno Rodríguez en el acto de clausura de la reunión, celebrado en el Palacio de Convenciones con la presencia de los presidentes Raúl Castro y Nicolás Maduro, de Cuba y Venezuela, respectivamente, junto con altos funcionarios de las restantes nueve naciones que integran el bloque.

Los ministros y jefes de delegaciones participantes en la cita demandaron la estricta observancia de la Carta de Naciones Unidas y el Derecho Internacional, la prohibición del uso de la fuerza, el respeto a la libre determinación y la no injerencia en los asuntos internos de cualquier país.

En tal sentido, condenaron las nuevas medidas de recrudecimiento del bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos contra Cuba y rechazaron el retroceso de las relaciones entre Washington y La Habana por las acciones del gobierno estadounidense que preside Donald Trump.

El Consejo Político de la Alba-TCP rechazó, igualmente, las sanciones económicas impuestas por EEUU, Canadá y la Unión Europea contra Venezuela, reafirmó su respaldo a Caracas y saludó la celebración del diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición.

Criticó, además, la declaración de Trump el pasado 6 de diciembre, donde se reconoce a Jerusalén como capital de Israel, y se solidarizó con la causa de Palestina.

"También reclamamos el cumplimiento del acuerdo final de paz en Colombia, que condujo al cese definitivo y bilateral del fuego", agregó la declaración, al tiempo que condenó la situación de violencia en Honduras tras las elecciones y la represión contra las protestas populares.

Tras reafirmar la necesidad de fortalecer la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), el Consejo del mecanismo integracionista subregional ratificó la solidaridad con los países del Caribe e instó a la comunidad internacional a que tome en consideración la condición de los pequeños estados insulares en la aplicación de la agenda de desarrollo 2030.

Durante la jornada, la cita ministerial debatió temas esenciales como la unidad, la cooperación y el respaldo a la proclama regional como Zona de Paz, en un contexto de amenazas a los procesos progresistas.