LA HABANA, 7 dic (Xinhua) -- Emprendedores y trabajadores privados cubanos instaron hoy al senador estadounidense, Marco Rubio, a cambiar la política hacia la isla adoptada por la administración del presidente Donald Trump.

Los trabajadores y emprendedores también solicitaron a Rubio visitar Cuba, con la finalidad de que vea de primera mano la realidad del sector, cuyo desarrollo económico resulta afectado por las medidas de Estados Unidos.

A través de una carta, varios cuentapropistas explicaron a Rubio, principal artífice del cambio de política estadounidense hacia la isla, que las regulaciones de limitar los viajes de los estadounidenses a Cuba se traducen en menos posibilidades de expansión económica para el incipiente sector privado.

"Nos hemos visto afectados a raíz de sus recientes esfuerzos por cada vez restringir más las capacidades de los emprendedores cubanos, promoviendo la limitación de viajes individuales de los estadounidenses a la isla", señalaron en el texto firmado por dueños de restaurantes en La Habana.

Según los emprendedores cubanos, cada día son más los que se suman al sector en distintas áreas, y en tal sentido exhortaron a Rubio a que visite la isla, tal como lo hizo en su momento el ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

"Venga y conozca Cuba y vea cómo los cubanos hemos incrementado nuestros negocios y cómo hemos logrado ser cada día más atractivos para los emprendedores estadounidenses", agregaron en la misiva.

Hace dos semanas, este grupo de emprendedores y otros reunidos en una asociación solicitaron reunirse cara a cara con el senador republicano, con la finalidad de explicarle el impacto del retroceso en las relaciones con Estados Unidos en el sector privado.

Los emprendedores cubanos se consideran los "grandes perdedores" con esta política, ya que durante la apertura iniciada en 2015 por Obama prestaron disímiles servicios a cientos de miles de estadounidenses.

"Su efecto puede ser devastador sobre nuestro sector, no sólo del turismo, sino de otros que también participan en la atención a los visitantes", indicaron en la carta.

En tal sentido, asevera este grupo de cuentapropistas, el sector supo "atesorar el incipiente proceso de normalización" iniciado entre los dos países y que se ha visto seriamente afectado por las medidas restrictivas de Washington.

"La política que usted (Rubio) defiende ralentiza nuestro desarrollo y nos empuja hacia la búsqueda de otros socios como Canadá, Europa y Asia, con la consiguiente pérdida para los empresarios estadounidenses que añoran el eslogan de 'América Primero'", indicaron los emprendedores cubanos.

La misiva concluye con una invitación a Rubio a visitar Cuba para "disfrutar de los exóticos paisajes, de los vivos vecindarios donde creció su familia y eliminar el arraigo a un pasado que pertenece a otros tiempos".

"A nombre de los miles de cubanos de esta porción de la sociedad civil cubana que representamos, lo exhortamos a que conozca un poco de nuestra vida en Cuba, esa pequeña isla que usted en disímiles ocasiones menciona con cierto sentido de pertenencia", aseveró el texto.

Rubio, un político cubano-estadounidense que apoya el embargo comercial y una política de "no contacto" con la isla, ha aconsejado al presidente Trump sobre el camino a seguir con Cuba, y fue el principal impulsor en revertir las relaciones tras los esfuerzos de acercamiento durante el gobierno de Obama.

Las nuevas medidas publicadas el mes pasado limitan los viajes individuales de los estadounidenses a la isla y les prohíben hacer negocios con unas 180 empresas administradas por los militares cubanos.

Según datos oficiales, en 2016 visitaron Cuba unos 285.000 estadounidenses, mientras este año se espera que superen los 400.000.

Motivados en gran medida por el deshielo entre ambos países en 2015, miles de cubanos iniciaron emprendimientos particulares, y en la actualidad existen en todo el país unas 21.000 casas y departamentos de renta, así como unos 2.000 restaurantes privados. Fin