Damasco, 14 nov (PL) El gobierno sirio calificó hoy de acto de agresión la presencia de tropas de Estados Unidos en este país, al actuar sin el consentimiento de las autoridades de Damasco, y exigió su salida inmediata del territorio nacional.

Un funcionario de la cancillería comunicó a medios de prensa que la estancia en Siria de las tropas estadounidenses y la coalición internacional que encabeza constituyen violaciones flagrantes de la soberanía de esta nación y los principios de Naciones Unidas.

Al comentar las recientes declaraciones del secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, el representante sirio cuestionó el intento de conectar la presencia militar estadounidense en este Estado del Levante con el proceso de arreglo político.

Rechazó, en ese sentido, los intentos norteamericanos de imponer cualquier solución a la crisis desatada en este país levantino por medio de la presión militar.

El funcionario manifestó que con su actuación Washington persigue aumentar las tensiones al servicio del proyecto sionista y de dominación regional.

En reiteradas ocasiones, el gobierno sirio condenó los ataques de la aviación y la artillería de las fuerzas estadounidenses contra poblaciones civiles de este país, los cuales ocasionaron la muerte de cientos de personas y la destrucción de infraestructuras.

También acusaron a las ilegales tropas foráneas de proteger al grupo terrorista Estado Islámico y obstaculizar las operaciones armadas del Ejército sirio y sus aliados.