Madrid, 13 sep (PL) La Fiscalía General del Estado de España ordenó hoy citar como imputados a los más de 700 alcaldes de Cataluña que ratificaron su apoyo al referendo secesionista del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional (TC).

En una instrucción remitida a las cuatro fiscalías provinciales catalanas, el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, advirtió que si los corregidores se niegan a comparecer los Mossos d'Esquadra (policía catalana) deberán proceder a su arresto.

La disposición se produce después que 712 de los 947 alcaldes de Cataluña se comprometieron a colaborar con la celebración de la polémica consulta, convocada por el gobierno regional con el fin de convertir esa región española en un Estado independiente.

El ejecutivo catalán, presidido por el independentista Carles Puigdemont pidió a los ayuntamientos la cesión de los locales para llevar a cabo el referéndum, impugnado por la administración central de Mariano Rajoy y la justicia del país europeo.

En su escrito, el Ministerio Público indicó que las conductas dirigidas a la organización de la controvertida votación pueden constituir delitos de desobediencia, prevaricación y malversación de caudales públicos, penado este último con hasta ochos años de prisión.

'En vista del número de municipios afectados, se procederá a dar preferencia en la tramitación a las diligencias que afecten a los Ayuntamientos de mayor volumen de población', agregó la orden firmada por Maza.

La instrucción precisa que si un alcalde citado no comparece a declarar se deberá acordar su detención y oficiar a los Mossos d'Esquadra como policía judicial para que la lleven a cabo en el plazo más breve posible.

A propuesta del gobierno de Rajoy, el TC paralizó la ley y convocatoria del referéndum de independencia aprobado la semana pasada por el Parlamento de Cataluña, advirtiendo a las autoridades regionales y municipales de que no participen en el mismo.

Pese a las medidas intimidatorias, los líderes independentistas catalanes desoyeron las decisiones del Constitucional, al cual consideran una institución politizada, y aseguraron que éste no va a parar la votación.

'No suspenderán la democracia en Cataluña, ni ningún consejo de ministros ni ningún tribunal desprestigiado', aseguró Puigdemont en reiteradas ocasiones.