BRASILIA, 12 set (Xinhua) -- El juez Luis Roberto Barroso, del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, determinó hoy martes abrir una nueva investigación contra el mandatario Michel Temer, por sospecha de corrupción en la edición de un decreto en el sector portuario.

También son blanco de la investigación el ex diputado Rodrigo Rocha Loures, hombre de confianza del presidente, y dos empresarios, por los delitos de corrupción activa, pasiva y lavado de dinero.

El pedido de investigación había sido hecho por el procurador general de la República, Rodrigo Janot, en junio, para determinar si un decreto fue editado con el objetivo de beneficiar a la empresa Rodrimar, que actúa en el puerto de Santos.

"A nadie debe ser indiferente la carga personal y política de una autoridad pública, especialmente el presidente de la República, figurar como investigado en procedimiento de esa naturaleza", afirmó el juez Barroso en la resolución.

"Pero éste es el precio impuesto por el principio republicano, uno de los fundamentos de la Constitución brasileña, al establecer la igualdad de todos ante la ley y exigir transparencia en la actuación de los agentes públicos", agregó.

La solicitud de apertura de la investigación quedó bajo la responsabilidad de Barroso, porque el fiscal Janot pidió que el caso fuera sorteado para un nuevo relator por no tener relación con los hechos constatados en la Operación Lava Jato (Lavadero).

El relator de la Lava Jato en el STF, Edson Fachin, había abierto en mayo un proceso criminal por corrupción pasiva contra Temer en mayo, pero la Cámara de Diputados no autorizó avanzar con el proceso.

En la decisión anunciada este martes, Barroso afirmó que existe la posibilidad de que la Fiscalía General de la República considere en los autos elementos suficientes para la investigación.

El caso implica también, como en la denuncia anterior contra Temer, al ex diputado Rodrigo Rocha Loures, quien está preso después de haber sido filmado recibiendo una maleta con 500.000 reales (160.000 dólares).

Según Barroso, Rocha Loures mencionó "a personas que podrían ser intermediarias de traspasos ilícitos para el propio Presidente, a cambio de la edición de acto normativo de específico interés de determinada empresa, en el caso, a Rodrimar".

El lunes por la noche, la Policía Federal afirmó, en otra investigación, que Temer habría recibido 31 millones de reales (unos 10 millones de dólares) en "ventajas indebidas" como jefe de un grupo de dirigentes del gobernante Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB). Fin