Por Roberto Castellanos Corresponsal

Nueva Delhi, 12 ago(PL)Por tercera ocasión, Nawaz Sharif fue incapaz de culminar su mandato como primer ministro de Pakistán, una situación recurrente desde la independencia del país en 1947.

En esta ocasión Sharif renunció tras su inhabilitación política decretada por el Tribunal Supremo de Justicia por un caso de corrupción, que lo involucra junto a su yerno y a tres de sus hijos.

Desatado tras la revelación de los llamados Papeles de Panamá, el escándalo nacional por las cuentas en paraísos fiscales, a nombre de sus vástagos, fue letal para su continuidad.

Sin embargo, mantendrá una fuerte influencia política en esta nación mediante su liderazgo en la gubernamental Liga Musulmana de Pakistán-N (LMP-N) y en especial porque el nuevo ejecutivo será encabezado por su hermano menor, Shahbaz Sharif.

Para ocupar el nuevo puesto, impulsado por la amplia mayoría legislativa de la LMP-N, Shahbaz renunciará a la jefatura del gobierno de la nororiental provincia de Punjab, donde viven más de la mitad de los 200 millones de pakistaníes.

Al leer la sentencia contra Nawaz Sharif, el juez Ejaz Afzal Khan explicó que el material recopilado por el Equipo de Investigación Conjunta (JIT), encargado de analizar las transacciones financieras de su familia, será enviado a la Oficina Nacional de Rendición de Cuentas en un plazo de seis semanas.

Los magistrados dictaminaron que el exjefe de gobierno fue deshonesto con el parlamento y los tribunales, por lo cual no es apto para mantenerse en el cargo.

La decisión de la corte se basa en un documento de 256 páginas entregada por el JIT, según el cual Sharif y tres de sus hijos no lograron justificar activos.

'Existen disparidades significativas entre las fuentes de ingresos conocidas y las declaradas y la riqueza acumulad', alertó el texto.

Esta es la tercera ocasión que Nawaz Sharif no logra concluir su mandato. En 1993 fue obligado a dimitir en medio de fuertes tensiones con el Ejército y seis años después sufrió un golpe de Estado, dirigido por el general Pervez Musharraf.

En casi siete décadas 15 primeros ministros pakistaníes no pudieron completar el tiempo previsto, en varias ocasiones por la voluntad del Ejército, actor clave en la vida política nacional.

Khawaja Nazimuddin, Mohammad Ali Bogra, Chaudhry Mohammad Ali, Hossain Shaheed Suharwardi, I.I Chundrigar y Faroze Khan Noon fueron incapaces en la década de los 50 de terminar su período.

Tras un largo gobierno militar en las décadas de los 80 y 90 sufrieron igual suerte Zulfikar Ali Bhutto, Mohammad Khan, Benazir Bhutto, Yousuf Ali Raza, Zafarullah Khan Jamali y el propio Sharif.(Tomado de Semanario Orbe)